Fuera Richarte. Ningún miembro de los servicios de inteligencia en el gobierno de la Universidad.

El miércoles 12 de marzo asumió como rector de la UBA el ex decano de Económicas Alberto Barbieri, quien fue “elegido” en noviembre del año pasado, custodiado por la Policía Federal que le garantizó el gobierno nacional y en el Congreso de la Nación, a espaldas de lxs estudiantes. Así premiaban a quien tuvo el “mérito” de hacer de la facultad de Cs. Económicas una de las facultades icono del modelo de financiamiento privado a partir de convenios y “sponsors” de empresas privadas, incluso con bancos en el propio edificio, donde hasta se pueden gestionar préstamos para financiar posgrados.

A tono con la profundización del giro a derecha que viene tomando el Gobierno Nacional y en el sentido de fortalecer su curso privatista y proempresarial, Barbieri se encargó de conseguirse un ladero de su talla. Nombró como vicerrector a Darío Richarte, ex número 3 de la SIDE durante el gobierno de la Alianza, razón por la cual se encuentra imputado en los asesinatos del 19 y 20 de diciembre de 2001. “Capo” de la Franja Morada de su amigo personal “Coty” Nosiglia”, hoy abogado defensor del vicepresidente kirchnerista Amado Boudou en la causa Ciccone y del ex director ejecutivo del Organismo de Control de Concesiones Viales (OCCOVI), también tiene en su prontuario haber sido secretario general durante la tristemente célebre gestión del radical Shuberoff. Y la coronación se la gana cuando el año pasado se dio a conocer la denuncia de varias redes de trata en CABA que implicaban a su padre, Juan Richarte, también miembro de la SIDE en su pasado.

Es escandaloso que sea vicerrector de nuestra universidad un ex servicio de inteligencia de la Alianza, que se fue del gobierno dejando un tendal de muertos en las jornadas del 2001. Mientras que ninguno de los responsables de esas muertes fue condenado, la presidenta salió a reivindicar por cadena nacional la escandalosa condena a los petroleros de Las Heras (luego de la brutal represión en Panamericana). Es que para que pase el ajustazo que están aplicando sobre el pueblo trabajador y pobre necesitan agudizar la represión de la protesta social, poniendo a la cabeza de las fuerzas represivas a tipos como el carapintada Berni y el genocida Milani, y servicios de inteligencia en las universidades como Richarte, mientras continúan atacando a los docentes para imponer un aumento de paritarias de sólo el 22%. Las camarillas radicales, peronistas, del PRO y demás que cogobiernan hace años la universidad, a nivel nacional ahora también empalman con este giro a derecha del gobierno kirchnerista, premiando a su sector más privatista y proempresarial con los principales cargos. Con estos funcionarios que cobran hasta $1.000.000 por año mientras que hay miles de docentes que no cobran ni un peso (ad-honorem), o no llegan a la canasta básica en todo el país, es que se van a jugar a sostener este antidemocrático régimen universitario que es el que les permite mantener y profundizar una orientación política e ideológica al servicio de las grandes empresas.

Como vemos, esta “nueva” gestión, que de nueva no tiene nada, viene a continuar los negociados que ponen al conocimiento y a los futuros profesionales cada vez más al servicio de las necesidades empresariales, como demuestran los fondos otorgados, por ejemplo, por grandes multinacionales como La Alumbrera. Por el contrario, nosotros peleamos por poner la universidad, sus conocimientos y sus recursos al servicio de fortalecer a los trabajadores y sectores populares. Gobierno y oposición patronal van a estar juntos en aplicar el ajuste que profundice los alarmantes problemas estructurales de vivienda, transporte, salud y educación y quienes gobiernan nuestra universidad ya se declararon participes y colaboradores de ese plan.

 

Silencio entre los “progres”

Mientras el año pasado denunciábamos el show montado por los autodenominados “progres”, alineados abiertamente con el gobierno nacional, para aparentar separarse de las camarillas radicales que les prestaban el rectorado y hasta la policía federal -como fue el caso de la “elección” del decano de Sociales- ahora directamente optaron por el silencio.

Ninguno de los decanos de Sociales, Filo o Exactas pudieron decir hasta ahora nada en rechazo de la designación de Richarte. No nos sorprende, el prontuario habla por si mismo y se suma que aún no hayan querido firmar el petitorio por la absolución de los petroleros de Las Heras.

Desde la Juventud del PTS rechazamos la designación Darío Richarte, ex miembro de la SIDE e imputado actualmente por los asesinatos del 19 y 20 de 2001. Creemos que el movimiento estudiantil no puede dejar pasar un antecedente de esta talla en nuestra universidad y exigimos a los decanos Postolsky (Sociales), Morgade (Filosofía) y Aliaga (Exactas) que rompan el silencio o asuman que son cómplices de Barbieri en la designación de este personaje nefasto.

 

24M::Hoy más que nunca, NO OLVIDAMOS, NO PERDONAMOS, NO NOS RECONCILIAMOS!

A pocos días de cumplirse un nuevo aniversario del golpe genocida del 24 de marzo de 1976, vemos cómo el autodenominado “gobierno de los DD.HH.” se saca la careta poniéndose abiertamente del lado de las multinacionales imperialistas como Repsol a la que premia con una jugosa indemnización luego de haber saqueado los recursos hidrocarburos, del lado de las patronales garantizandoles que va a descargar el ajuste con devaluación, inflación y techo salarial sobre las espaldas de las y los trabajadores y el pueblo pobre. Para eso, defiende a personajes nefastos como Milani al mando del ejército, el carapintada Berni en Seguridad y el matachorros Granados en PBA, mientras se tira contra los docentes, la protesta social y la izquierda, y reivindica la escandalosa condena a los petroleros de las Heras que pretende utilizar como disciplinador contra las luchas obreras y populares.

En este marco, el ascenso de la dupla Barbieri – Richarte no es más que la expresión a nivel de la Universidad de ese rumbo derechista y abiertamente “neoliberal” trazado por el gobierno nacional. Esto no hace más que fortalecer la necesidad de construir un movimiento estudiantil combativo y autoorganizado desde abajo, con total independencia política de los distintos bandos patronales que co-gobiernan la universidad, y que vea en las y los trabajadores que están saliendo a luchar un aliado fundamental, para que en todas las facultades se escuche un solo grito: FUERA RICHARTE! NO QUEREMOS NINGÚN SERVICIO DE INTELIGENCIA EN EL GOBIERNO DE LA UNIVERSIDAD!. Pelea fundamental para avanzar en la democratización del co-gobierno universitario, barriendo con toda la casta de funcionarios y conquistar un gobierno con mayoría estudiantil, claustro único docente y voz y voto para las y los trabajadores no docentes.

Pero ese grito tiene que trascender las paredes de las facultades, y este 24 de marzo la demanda del movimiento estudiantil por que se vaya Richarte tiene que unirse en la marcha del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia a la pelea por la absolución de los petroleros de las Heras!; contra la impunidad, el ajuste y la represión; fuera Milani! Y por la carcel YA a todos los genocidas!

Por eso, desde la Juventud del PTS y las agrupaciones que impulsamos con decenas de estudiantes independientes en todas las facultades, y en la conducción de los Centros de Sociales, Filosofía, Psicología y Exactas, llamamos a marchar masivamente este 24 con el EMVyJ, como puntapié de esta importante pelea.

 

Anuncios

A propósito del nuevo film; “Mika, mi Guerra de España”

Hace casi un año, desde este mismo blog nos entusiasmabamos con la inminencia de la llegada de Mika, la argentina y única mujer capitana de una milica durante la Guerra Civil Española, a la pantalla grande. Tras una linda tarde de cine, nobleza obliga; acá va un paneo del film y algunos comentarios sobre “Mika, mi Guerra de España”…

mika.jpg

Con simpatías por el anarquismo, Mika Feldman, nacida en Santa Fe, empieza sus pasos militantes en una Universidad de Buenos Aires convulsionada tras la Reforma del 19. Allí conoce a quien sería su compañero de toda la vida; Hipolito Etchebéhère. Se curten al calor de la “Semana trágica”, y fundan el grupo universitario “Insurrexit”, que comparten junto a Alfonsina Storni y José Ingenieros, entre otros.
La fiereza de la Revolución Rusa lleva a Mika y a Hipólito a abrazar las ideas del marxismo. Ingresan al PC argentino que -en creciente proceso de estalinización- no sería capaz de domar sus espíritus libertarios. Son expulsados.
Una estadía en el sur argentino pone a Mika y a Hipólito en una encrucijada; ¿por qué no vivir una vida tranquila, al lado de estos hermosos lagos, montañas y cielos? Pero no, su convicción podía más que una vida cómoda. La causa colectiva, siempre, siempre, por sobre el cálculo individual, es una de las grandes enseñanzas que deja la vida de Mika, y choca con los valores reinantes para los que crecimos bajo la norma del “sálvese quién pueda”.
Mika e Hipólito cruzan el océano y llegan a Alemania para vivir una de las mayores tragedias del proletariado mundial. Un nazismo que asciende a pasos agigantados, frente a un proletariado que se muerde los labios por darle batalla, pero es encorsetado por la dirección traidora del Partido Comunista dirigido por Stalin. Trotsky planteará en ese momento que se estaba frente al 4 de agosto de la Tercera Internacional, en referencia al mismo día, pero de 1914, donde la socialdemocrácia alemana vota los créditos de guerra, implosionando el potencial revolucionario de la Segunda Internacional. Del ascenso sin lucha de Hitler al poder no habrá vuelta atrás; para Trotsky pasa a ser necesaria una nueva Internacional sobre nuevas bases, la IV.

Luego, nos adentramos en el capítulo más importante de la vida de esta mujer revolucionaria; su estadía en España, donde combate en la Guerra Civil para las filas del jóven POUM. Y en combate perderá a su camarada de toda la vida, Hipólito. Tamaño golpe no la derriba, más bien la hace dar un paso al frente: en el campo de batalla, a los caídos se los llora reemplazándolos en la pelea. La muerte de Hipólito es la trágica antesala para el desarrollo de “Mika, la Capitana”. Única mujer, y para colmo extranjera, al frente de una milicia en la Guerra Civil; de esos permisos que se dio una generación irreverente, que combatía al capitalismo con las armas, y al patriarcado y al machismo con el ejemplo.
“Fue una revolución que nació así, con alegría”, cuenta Mika en la película, en una de sus últimas entrevistas antes de morir en 1992, en París. La alegría la podemos escuchar en los hermosos cantos que dio la Guerra Civil. La tristeza, es la bronca de saber que “la victoria era posible”, pero ese es tema para otra película.
“La crisis histórica de la humanidad se reduce a su dirección revolucionaria”, dice Trotsky en el Programa de Transición. La vida de Mika es un fiel reflejo de esa crisis; su disposición y su entrega total a la causa emancipatoria es el reflejo nítido de la disposición de toda una generación que se levantaba. Pero al poderoso enemigo que es el capitalismo, se le sumó la traición de los epígonos estalinistas, que hablando en nombre de la Revolución Rusa, llevaron al proletariado alemán, francés, español, y del resto del mundo, a la más cruda derrota.

El que haya leído el libro, no puede hacer el ejercicio de querer compararlo con la película, dado que -como está claro- cine y literatura son artes distintos, aunque complementarios. Y los que no lo hayan leído, se van a ir de la sala con las ganas y la necesidad de hacerlo. Esa, es una buena forma de medir el efecto de la obra de estos jóvenes directores que llevaron a Mika a la pantalla grande.
Y la nostalgia que queda flotando en el aire, sólo puede ser superada de una forma; haciéndonos cargo los jóvenes de poner en pié una nueva generación de esclavos insurrectos, que de las ricas experiencias como las de Mika, saquen el jugo de las conclusiones y abran el camino de la victoria, hacia un mundo sin explotados, ni explotadores.
“Si un artillero yerra el blanco no por ello debe menospreciarse la balística, es decir, el álgebra de la artillería. Cuando el ejército del proletariado sufre una derrota o cuando su partido degenera, las causas de estos efectos no hay que achacarlas al marxismo que es el álgebra de la revolución”. Renaceremos, una y mil veces, y seremos la venganza viva de Mika, Hipólito, y todos los camaradas caídos…

Señor lector, señora lectora; llame a un amig@ y convenzal@ de ir al cine a empaparse con esta historia.

 

Postales de una histórica jornada de lucha

escribimos hoy “Colo” Vigarelli, presidente del CECSo y Cecilia Mancuso, consejera directiva de Sociales

7am. Panamericana y 197.

Arrancó tempranito. Los obreros de Donelley, Kraft, Pepsico, Kromberg, junto a otros cientos de trabajadores y estudiantes pisan la Panamericana. ¿Otro despido discriminatorio en Kromberg? ¿Otro ataque de la patronal de Kraft a la Interna combativa? Nada de eso; o mejor dicho, esta vez no son esas las razones que los convocan de vuelta a la vía más transitada que conecta la zona norte de Buenos Aires con la Capital. Ellos/as están ahí para dar comienzo a la jornada de lucha nacional, para romper el cerco mediático y que se escuche bien fuerte: ¡Absolución a los petroleros de Las Heras!

1920035_10203074192276940_408227360_n

Sin que pase mucho tiempo, cientos de gendarmes “robocops” con perros y camiones hidrantes se aprestan a la vera de la ruta. ¿Entramos en guerra? ¿Invasión alienígena? Podría preguntarse algún distraído… No. Así se disponen a cumplir las palabras que hace semanas atrás salían de boca de la presidenta: garantizar “el derecho a circular” como máxima universal, que en criollo no es más que reprimir la protesta social, gracias a los servicios prestados por mercernarios y ex represores de todo tipo, contentos con el reciente aumento.

De repente, los hombres de los palos/balas/gases/cascos se convierten para la cobertura televisiva en “nenes desprotegidos”, supuestamente atacados por los de pantalón/zapatillas/chomba de ocasión, “armados hasta los dientes” (¿?), con “sillas y matafuegos” (¡¡!!). Despejan la pana con las mismas ganas con la que le pagan al FMI. ¿Qué importa? El canto ya tiene otras bocas y nadie lo puede callar.

7am. En la otra punta. Estación Constitución.

Los andenes no reciben aún la cantidad de gente que irá llegando a las 8, a las 9, a las 10 de la mañana. Pero ya son miles los trabajadores y jóvenes que llegan de la zona Sur a tomar el subte, de vuelta empezar la jornada. Los trabajadores del Subte en una nueva muestra de solidaridad resolvieron una volanteada masiva con apertura de los molinetes. “Hoy nadie paga boleto, porque pedimos la absolución de los petroleros!” grita Claudio Dellecarbonara, metrodelegado clasista del Subte. Se suman los telefónicos también. De fondo la bandera del CEFyL con estudiantes de Filosofía y también de Sociales.

1977195_776344602394292_319142296_n

9am. Liniers.

Ahí también gritan fuerte que no puede haber trabajadores condenados por luchar. Son los trabajadores de Alicorp (ex Jabon Federal), docentes, trabajadores de la salud, estudiantes. Aunque escucharon las declaraciones de Granados, aunque vieron la actuación de la gendarmería en Panamericana, no tienen miedo. “Atención, atención! Para los petroleros queremos la absolución” Corrida hasta la General Paz. La gendarmería avanza, con gases lacrimógenos y gas pimienta, también palazos y golpes a uno de los trabajadores en el piso. Se llevan a 3 compañeros detenidos: dos laburantes del Hospital Posadas, un obrero de Alicorp. Despejan Liniers con las mismas ganas con las que indemnizan a la Repsol, pero se siguen escuchando los cantitos de solidaridad. Nosotros lo sabremos recién un rato después.

1782057_10202767591167518_1093246040_n

9am. En los medios

El secretario “carapintada” de Seguridad, Sergio Berni, sale a atacar a nuestro compañero Nicolas del Caño, diputado del FIT acusándolo de “delincuente” y de que habría que sacarle los fueros por ser un instigador del “delito” de cortar las rutas: “No puede ser que (el corte) esté encabezado por un diputado. Me parece que necesitamos una respuesta de la Justicia“. Lo que no sabe es que no nos amedrenta, tenemos más bronca y más fuerza para seguir gritando por la absolución de los petroleros.

10am. Estación Darío y Maxi. Puente Pueyrredón

Otros muchos nos encontramos en el viejo y mítico Puente Pueyrredon. Los compañeros/as de la Juventud del PTS bajamos del Roca en la estación de Avellaneda “¿Desde que mataron a Darío y a Maxi que no había tanta cana acá, no?”, nos preguntamos. Llegamos junto a estudiantes del CECSo, del CEFyL, del CEP, de Derecho, de toda la UBA, secundarios y terciarios, junto a los docentes de AdeMyS, los estatales combativos, los trabajadores del subte, los aeronáuticos, los del Garrahan. Elía Espen, madre de la Plaza, está con nosotros y le pasa factura a los milicos. “¿Cómo acurrucarse con tremendas compañías?” Todos por los petroleros, con el puño en alto y las banderas levantadas.

1014119_10203074197637074_128971468_n

Por los medios, el coro de buchones a sueldo está que trina. ¿El carapintada Sergio Berni dice que los del Frente de Izquierda somos delincuentes? ¿El “mataguacho” Alejandro Granados felicita a los agentes por la represión? Si los fachos no nos quieren, se enojan y patalean… es que vamos bien, compañeros.

1604397_625989794117168_1757048799_n

No nos dejan llegar al Puente Pueyrredon porque es más grave el mensaje que queremos dar que la “obstrucción de la circulación”; es muy grave que los millones de trabajadores de nuestro país se enteren del caso de Las Heras, y más que sepan la enorme solidaridad obrera y estudiantil que viene generando su causa.

Llega la amarga noticia del corte de General Paz. Ni la fría estadística lo puede ocultar: la clase obrera le está poniendo el cuerpo al asunto. Masticamos bronca y nos vamos cantando, a vagón del Roca lleno; “¡libertad a los presos por luchar!”. Vamos todos para el Congreso, sus frías paredes se quieren matar. Van a tener que escuchar las denuncias de los diputados de los trabajadores. En el camino, dos noticiones: los obreros de Jabón Federal votan el paro en Asamblea para que liberen a su compañero, porque si tocan a uno, tocan a todos. A Luis, delegado del Posadas detenido, lo trasladan al Hospital producto de los golpes recibidos: tres dedos quebrados, y la visión de un ojo comprometida. Pero sus compañeros del Hospital hacen un cordón, y le marcan la cancha a la cana: “de acá no se lo llevan”. 

14.30 Callao y Rivadavia.

Otra vez la cana que nos hace marca personal. No vamos a movernos hasta que no suelten a los compañeros detenidos. Mientras cantamos en las afueras del Congreso, adentro los diputados del FIT preparan la conferencia de prensa. “Este gobierno, es de los patrones, persigue y reprime, a trabajadores, vamos a liberar, a los presos por luchar”, va subiendo la bronca y con ella, la cantidad de efectivos de la policía federal que mandaba Cristina. Más de 4hs sostuvimos el corte al que se fueron sumando compañeros/as. Hacemos un acto, juramentamos redoblar la campaña y mantenernos en estado de “alerta y movilización” hasta que liberen a los presos.

1656160_10153869534685650_987470506_n

18hs. Termina la jornada, se redobla la lucha

Un grupo de compañeros se va a hacer el aguante a las puertas de la comisaría.
Agoniza la tarde. Nos vamos a casa haciendo cuentas: ¿el precio de luchar contra la precarización y el impuesto al salario es la cadena perpetua? ¿Y el precio de saquear el petróleo del pueblo argentino, es de 5 mil millones de dólares? Algo no cierra. Debe ser esto de lo de “Nacional y Popular”que ya deja escapar el olor a rancio de lo que nunca fue…

A los compañeros detenidos los liberan entrada la noche. Nosotros vamos a redoblar la campaña, la que ya resuena en todo el país, en las fábricas, entre los estudiantes, en los medios de comunicación… Llegan adhesiones desde Brasil, desde España, desde México. Mientras estamos subiendo esta crónica pasaron sólo algunas horas desde que la presidenta haya tenido que hablar  de los petroleros, tratándolos de asesinos (!) y de aquellos “de las banderas rojas” que cortan las calles “protestando por Las Heras”.

Orgullosos de ser los que flameamos esas banderas, las de justicia por Mariano Ferreyra, las que gritarán hasta vencer, ¡absolución de los petroleros de Las Heras!

156965_10202542906190700_1590487657_n