¡No a la reforma reaccionaria y clerical del Código Civil!

Francisco el mediador, Francisco el escritor

Pasadas las elecciones legislativas, luego de haber sufrido una derrota el Gobierno Nacional, distintos sectores de poder estaban (pre) ocupados por garantizar la gobernabilidad hasta el 2015. Desde el Vaticano se programó un encuentro de distintos partidos y sectores (todos patronales) desde massitas a radicales, pasando por kirchneristas, sindicalistas y ministros como Tomada, para “festejar” los 30 años de democracia con el lema “cultura del encuentro”. Para no hacer despelotes en el medio de un fin de ciclo y de una transición, el Papa Francisco le corrió la cita que tenía con Massa y le pospuso para el año que viene a Moyano.
Este favorazo que le hacía Francisco a Cristina venía con media sorpresa: la reforma del código civil por parte de la Iglesia y de hombres católicos y ultraconservadores como Julián Dominguez,
“Visto desde Roma, el proceso está bajo control. El hombre clave es Julián Domínguez. Católico ferviente, el presidente de laCámara baja recibió la orden presidencial de coordinar con la curia los aspectos de la reforma más sensibles para la moral cristiana: definición de persona, derecho de familia, alquiler de vientres, etc. Que el país del Papa caminara hacia la despenalización del aborto sería nefasto para la Iglesia a escala global.” (la nación)
 
Más claro, echale Capitanich  
Para completar la perdida de todo gustito progresista que le podía quedar al Gobierno, la presidenta eligió a Capitanich para dar curso a la discusión de la sucesión. Un tipo del opus dei, un asesino de pueblos originarios, ultra homofóbico y represor de docentes y trabajadores.
El flamante primer ministro todavía no pasó una semana en funciones pero resolvió gobernar sin máscaras: todo el apoyo a la reforma del código civil reaccionaria y oscurantista.
Pan y Rosas a la cabeza
Recién llegadas del XXVIII Encuentro Nacional de Mujeres salimos a las calles nuevamente para denunciar y frenar la reforma clerical del código civil. Más de mil compañeras marchamos en San Juan el domingo 25 de noviembre exigiendo el Derecho al Aborto libre, seguro y gratuito que se lleva la vida de más de 300 mujeres pobres y trabajadoras por año, la Separación de la Iglesia y el Estado y rechazando la reforma del código civil de Capitanich y el Papado que plantea obstáculos concretos para la legalización del aborto y para que las lesbianas y las personas que lo deseen y lo necesiten puedan recurrir a la fertilización asistida, nombrando la existencia de “persona” en el momento de la concepción y a un “embrión”.
Diputados del Frente de Izquierda y los Trabajadores para fortalecer nuestra lucha en las calles por el Derecho al Aborto
Somos el único frente que plantea genuinamente el Derecho al Aborto libre, seguro y gratuito y que sale a las calles con miles de compañeras y compañeros para conquistarlo. Juntamos más de 5 mil firmas en el Encuentro Nacional de Mujeres en San Juan para que se trate en el Congreso el proyecto cajoneado desde 2007, de la Campaña por el derecho al aborto, por la Interrupción Voluntaria del Embarazo.
Nuestras bancas conquistadas estarán al servicio de la lucha por los derechos de las mujeres, los trabajadores, los inmigrantes, los jóvenes, las personas LGTBI y todos los oprimidos. Para que tengan voz los que no tienen, para reforzar la lucha de los trabajadores, las mujeres y la juventud, para terminar con este sistema social de explotación y opresión.
– NO A LA REFORMA REACCIONARIA DEL CÓDIGO CIVIL
 
TODXS A LAS 15 30 HRS EN EL CONGRESO PARA LLEVAR NUESTRO RECHAZO
Anuncios

Estudiantes de Sociales reflexionaron sobre las perspectivas del FIT junto a Chipi Castillo

El pasado sábado 16 de noviembre, más de 60 compañeros nos reunimos en MT con Christian Castillo, docente y diputado electo en la Provincia de Buenos Aires, con el principal objetivo de debatir acerca de las perspectivas del Frente de Izquierda después de la histórica elección del 27 de octubre, que anunció la entrada de la izquierda clasista y anticapitalista al Congreso de la Nación y a distintas legislaturas provinciales.

IMG-20131118-WA000

Entre mates y un clima que acompañaba, el debate se fue transformando en una charla en la que cada compañero pudo expresar su entusiasmo, sus expectativas y sus dudas en relación a los recientes logros electorales y las bancas conquistadas por el Frente de Izquierda. En ese marco, los presentes asistimos a un rico intercambio acerca del significado de la elección que hizo el trotskismo, la que alcanzó ribetes históricos tanto a nivel nacional como internacional, lo que quedó demostrado en numerosas publicaciones extranjeras que, con sorpresa, levantaron la noticia.

La importantísima elección que hizo el FIT ganando votos en grandes franjas del movimiento obrero y en la juventud, no podía quedar fuera de consideración y de nuestra reflexión. De hecho, la ronda se detuvo a pensar largo y tendido sobre la importancia del avance de la izquierda en estos sectores que pudieron apropiarse de los resultados con entusiasmo y que comienzan a verse a sí mismos fortalecidos para futuras luchas.

Como versa el lugar común, “una cosa lleva a la otra” y rápidamente nos encontramos compartiendo valoraciones coincidentes en torno a la importancia de seguir ganando terreno en la clase obrera y en la juventud, en la relevancia estratégica de conquistar los sindicatos, arrancárselos a las burocracias corruptas y amigas del capital, y ponerlos a favor de los trabajadores para luchar contra la explotación. En tal sentido conversamos también sobre la necesidad de poner en pie centros de estudiantes militantes y combativos que puedan salir a ganar las calles y acompañar las luchas obreras.

Con estos temas en la mira, comprendiendo la importancia de contar con bancas que apoyen las luchas e impulsen la movilización de los trabajadores y la juventud, se suman ahora nuevos compañeros a la preparación de lo que será la Convención Nacional, en la que el PTS trazará su hoja de ruta para el año 2014. De lo que se trata, en última instancia, es de aprovechar los desafíos que abre esta nueva situación, para poner en pié un gran partido revolucionario de trabajadores que se prepare para vencer.

Basta de persecución y violencia a las mujeres. Derecho al aborto YA!

23, 24 y 25 de noviembre, vamos a San Juan, por una gran campaña por el derecho al aborto libre, seguro y gratuito

 Basta de persecución y violencia a las mujeres. Derecho al aborto YA!

hoy escribimos Anita, Marian, Esteffy y Ceci de Sociales

Empezó la semana con dos noticias que volvieron a poner de relieve la situación de miles de mujeres en todo el país: el aborto clandestino y el maltrato y hostigamiento hacia las mujeres en las instituciones públicas de salud.

La indignación nos llegó primero, al conocer el caso de la adolescente en Tucumán que quedó embarazaba luego de una violación y a quien, no sólo le negaron un aborto no punible –tal como está contemplado en el Código Penal (art. 86) y en el fallo de la Corte de 2012- sino que además la judicializaron. La bronca siguió aumentando al leer una nota del Página12 del domingo en el que salía a la luz el maltrato por parte del personal médico del Hospital Fernández en la CABA a una joven que terminó detenida 10 horas en una comisaría de la Federal por haber llegado a atenderse con un aborto en curso.

Aunque pretendan mostrarlos como diferentes, no se trata de casos aislados: son ejemplos que reactualizan constantemente la lucha que impulsamos desde hace años por el derecho al aborto libre, seguro y gratuito pero también por desnudar los intereses que defienden desde el Gobierno nacional y la oposición patronal para negarnos este derecho, en beneficio de la corporación médica y los intereses de la Iglesia Católica, principal enemiga de los derechos de las mujeres.

El caso del hospital Fernández vuelve a mostrar a los fieles alumnos del Vaticano actuar contra las mujeres, con médicos y hasta policías listos para hostigar a esta joven mujer. Del otro lado, la excusa perfecta para que el kirchnerismo intentara lavar “culpas” haciendo su “show antimacrista” y así evitar dar explicaciones sobre las cientos de mujeres que pasan por estas situaciones en todo el país, porque el derecho al aborto no estuvo tampoco en la agenda K en estos diez años. Los datos de la realidad son más que elocuentes y tiran por tierra cualquier intento de justificación de falsos progresistas:

10 años de gobiernos kirchneristas: 3000 mujeres muertas por abortos clandestinos

500.000 es la cifra de abortos que se realizan en la Argentina cada año.

300 (de lo que se puede estimar) son las mujeres que mueren, la mayoría de ellas trabajadoras y pobres

2007 es el año en que se presentó por primera vez el proyecto de ley de la “Campaña Nacional por el Derecho al Aborto” y fue cajoneado en sucesivas oportunidades aún cuando el kirchnerismo tiene mayoría parlamentaria. Paradojas del “progresismo”…

4.200 MILLONES de pesos fue la partida presupuestaria revelada por Verbitsky, que destinó el gobierno nacional, los provinciales y el de CABA a establecimientos educativos religiosos.

6 son las leyes videlistas que contemplan el presupuesto nacional destinado a la curia que en estos diez años se mantuvo intacto.

Por eso desde Pan y Rosas y como parte del Frente de Izquierda, utilizamos nuestra campaña también para que se escuchara la voz de millones de mujeres -y hombres- que queremos la aprobación inmediata del proyecto de ley por la interrupción voluntaria del embarazo, presentado hace años (¡!) en el Congreso. Ahora, nuestras bancas conquistadas serán un gran punto de apoyo para la lucha que hace años llevamos desde cada uno de los lugares de trabajo, colegios y facultades.

arton24180

Hacia el Encuentro Nacional de Mujeres nos preparamos para volver a encontrarnos miles de mujeres de todo el país que queremos avanzar en nuestra organización y en el debate sobre cómo conquistar nuestros derechos. Por eso, queremos impulsar de forma unitaria una gran campaña para conquistar el derecho al aborto. Nos proponemos abrir en todos los talleres de cada escuela esta propuesta, reimpulsando la junta de firmas en apoyo al proyecto de ley por la interrupción voluntaria del embarazo y discutiendo un plan de lucha para llevar adelante de conjunto una vez de regreso a nuestras provincias, en cada lugar de estudio y de trabajo, a lo largo y ancho del país.

No se trata sólo de rechazar cualquier forma de violencia hacia las mujeres, persecución y judicialización, sino de que las mujeres tengamos nuestro derecho a decidir, garantizando el acceso de todas las mujeres a hacerlo de forma segura y en condiciones de salud e higiene.

¡Porque nuestros derechos no se mendigan, se conquistan!

¡Vamos por una gran campaña unitaria con junta de firmas y acciones comunes para exigir el derecho aborto libre, seguro y gratuito! ¡Queremos que te sumes a dar esta pelea con nosotras!

Este jueves 14/11, a las 12hs concentramos en el Hospital Fernández en repudio al accionar de las médicas que denunciaron a la joven (sito en Cerviño 3356, CABA)

 Si queres viajar con Pan y Rosas, escribinos! PanyRosas Argentina

1467341_413323635461358_1843797663_n

Frente a la reunión del Claustro de Profesores de la Facultad de Ciencias Sociales del día Miércoles 30 de octubre

*Difundimos a continuación la declaración de la lista La Izquierda de Sociología, frente a la reunión del Claustro de Profesores de la Facultad de Ciencias Sociales del día Miércoles 30 de octubre. Y un posterior desgravado de las intervenciones en dicha reunión, para que todos saquen sus propias conclusiones.

 El día miércoles  30 de octubre se realizó en la sede Santiago del Estero de nuestra Facultad una reunión convocada por el nuevo Decano Glenn Postolski y la Vicedecana Patricia Funes. Se trató una reunión “no-institucional” que reunió esencialmente al claustro profesoral de la Facultad en defensa y apoyo a la decisión tomada por las autoridades de elegirse en el Consejo Superior de la UBA, con protección policial y con sólo un representante del Claustro Estudiantil: hecho inédito en nuestros 25 años de historia. Este escenario, sin duda, nos recordó a ese otro muy parecido que fue la elección de Hallú como Rector de la UBA en el año 2009.

Todos los integrantes de la lista única del Claustro de Profesores para el Consejo Directivo y todas las fuerzas políticas de todas las carreras presentes en la reunión no presentaron ninguna objeción en torno del hecho que mencionamos. La excepción sólo fue nuestro espacio, La Izquierda de Sociología, y un docente de La Mella, quienes entendemos como equivocada esta decisión de las autoridades porque contrasta con su –dicho por ellos– “férrea voluntad” de luchar por la democratización de la Facultad y de la UBA. Además, advertimos sobre el ambiente hostil que reinó en esta reunión “no-institucional” contra el movimiento estudiantil y sus representantes, clima que atenta contra todo avance significativo de nuestras demandas (como el Claustro Único, concursos transparentes, democratización de las juntas, elección directa de autoridades, etc.).

Como queremos que cada un@ saque sus propias conclusiones de las reflexiones, posiciones y responsabilidades sobre lo allí debatido transcribimos a continuación una desgrabación de esta importante reunión, y dejamos a disposición el audio de la misma.

Docentes de la lista La Izquierda de Sociología

CRÓNICA DE LA REUNIÓN DEL CLAUSTRO PROFESORAL DE LA FACULTAD DEL DÍA MIERCOLES 30/10 

Patricia Funes (Vicedecana entrante): Buenas tarde, a todos y todas, gracias por estar acá, gracias por responder, por el encuentro. Esto pretende ser un primer encuentro para explicar los hechos de la última semana, este pretende ser, debería ser el primer encuentro para armar una agenda conjunta que apunte a algunos temas que quizás nos impliquen compromisos, sugerencias y sobre todo ideas, que es lo que sobra en esta Facultad.

Glenn Postolski (Decano entrante): Buenas tardes, gracias a los que se acercaron hoy a esta reunión que nosotros evaluamos como necesaria e importante. Gracias al profesor Carlos Savransky, que tenia el teórico de su materia en este aula y nos otorgó esta aula. Una convocatoria (como esta) suele ser usual en el ámbito de la Carrera de Comunicación, el encuentro de profesores, auxiliares y todos aquellos compañeros que se sienten convocados a encontrar ideas y canales que nos permitan convivir de una manera grata, el hábitat que nos convoca a todos, los espacios concretos donde se vinculan los cuerpos y los espacios virtuales donde toda esta comunidad se encuentra y que por algunas de las cuestiones que nos ha pasado la semana pasada enfrenta a la comunidad de la facultad a un desafío: el de reconstruir las mejores maneras que hemos sabido crear y que trataremos de recrear en el ámbito de esta Facultad. Por supuesto que esta convocatoria tiene como condición poder hablar, poder contar lo que pasó la semana pasada, lo que pasó la semana pasada en términos políticos y de construcción colectiva, y perdón que también lo haga en términos personales, fue de una sensación ambivalente. Porque formo parte de un proceso que se inició cuando se inició el calendario electoral, cuando se conformaron los espacios que iban a participar en estas elecciones, un proceso que fue interesante, donde en el espacio de profesores sobre todo se pudo ampliar, encontrarnos los cauces, proceso que nos encuentra muy contentos en el recorrido y con muchas expectativas de futuro. En el espacio de graduados se dio también algunas aperturas, y dinámicas que se vienen desarrollando en el cual existen canales, acuerdos, ciertas conexiones, y donde existen dinámicas propias de los otros espacios. Y es una sensación ambivalente porque fue llegar a la conclusión de un proceso que genera muchas expectativas muy grosas, pero también una sensación de amargura; jamás en términos personales pensé que me iba a tocar y llegar al lugar de Decano de esta Facultad en el cual hay una cantidad importante de compañeros brillantes que le dan vida a las más interesantes posiciones políticas que tiene esta sociedad, y es un honor que espero llegar a estar a la altura, pero también de mucha tristeza y sinsabor, porque jamás me hubiera imaginado que se iba a dar en el contexto en que se dio. Y sinsabor porque también es absolutamente para un espacio complejo, que ha construido y ha ganado una legitimidad en el transcurso de las elecciones, y por eso lo que sucedió la semana pasada en la facultad y la forma en que se dio la resolución, del cierre del proceso de elección de autoridades es algo que nos tiene que llevar a pensar y reflexionar. Nosotros participamos de alianzas y múltiples formas, de los distintos escenarios, académicos, políticos, gremiales, con filiaciones y participación, con múltiples formas de entender la realidad y la relación con los otros, en ninguno de esos ámbitos por lo menos el colectivo que creo representar y con el cual he convivido, nunca vimos en una confrontación la forma de definir la incidencia en los debates, no una confrontación de ideas que es para la cual nos formamos, y bien ejercemos desde nuestro lugar critico, una confrontación de otra índole. Y si yo tengo que relatar los acontecimientos, pero lo que yo quiero que quede claro y quiero compartir es que  existe mucha legitimidad de los actores, de cada claustro, de los actores políticos de tomar sus decisiones, lo que no corresponde es el maltrato a los cuerpos, digo la acción en la que estuvimos presentes, aquellos que legítimamente estuvieron electos, aquellos trabajadores docentes, trabajadores, no merecemos formar parte de una escena como la que se vivió el martes pasado. Y no es una condición de pensar en términos de culpabilidad, porque no es un rango de culpabilidad, no es a lo que venimos a pensar y reflexionar. Sino que nosotros como Facultad, con el lugar que debe ocupar una Facultad que reflexiona sobre los problemas sociales como es la nuestra no podemos permitir que esas escenas ocurran y mucho menos que se reproduzcan. Yo voy a ser muy breve, voy a robar una frase que escuche de otros compañeros, por suerte hay un gran compromiso, y podemos pedirle a los compañeros que pongan el cuerpo. Esta reunión qué nos habla, sino de esa voluntad, pero también hay otra responsabilidad, que es de cuidar sus cuerpos. Cuidar los cuerpos de cada uno, pero también de lo que significamos nosotros como sujetos que intervienen en estas relaciones, tener alumnos que incluso en el aula con ese nivel de bronca, gritándome “privatizador”, “comerciante”… está bien, volvemos al aula. Pero cuidar este cuerpo que construimos entre todos no como metáfora biologicista, sino ¿cuál es el hábitat donde convivimos? En qué condiciones recreamos estas condiciones, no va. Y por eso y tal vez equivocadamente. Porque tal vez cuando se toman decisiones nunca se sabe si esa decisión es 100 por ciento correcta, una decisión dolorosa para esta Facultad, para mi, una decisión que tiene que ver con preservar a esos compañeros que fueron, sino de preservar esta Facultad, tan fácil de señalar como el lugar del caos y la anarquía. Preservar a esta Facultad, preservar la relación que construimos acá adentro, preservar la legitimidad, la militancia, la lucha, pero no convertirnos en esa escena de la frustración permanente, donde los que sale es una polis inentendible, no lo merecemos, quienes trabajamos cotidianamente, no nos merecemos esto en esta facultad, y por esa decisión totalmente ingrata de tener que ser electo en un edificio que no sea de nuestra Facultad, con lo que significa para nosotros la lucha y la conquista del espacio, de este espacio. ¿Cómo no nos encontramos acá? ¿Cómo no fue una fiesta?, yo me pregunto. No porque no desconozca la legitimidad del reclamo, reclamo que con honestidad intelectual muchos compañeros saben que los que estamos acá compartimos que la democratización de la UBA es una necesidad y es una necesidad por la cual nosotros estamos dispuestos a poner el cuerpo, escribir, y a hacer todo lo que sea necesario para democratizar de verdad. En ese marco la Facultad eligió a sus autoridades en la peor escena, cuando todos los Decanos de las Facultades fueron electos, esta facultad eligió sus autoridades en la peor escena. Pero esa escena tiene que quedar como punto de inflexión para superarnos, para que esto que nosotros sabemos que nos identifica como sujetos políticos pueda construir otras alternativas. Lo que paso la semana pasada dentro de 4 años de ninguna manera tiene que volver a pasar. Y yo me comprometo a que ese decano electo pueda asumir en el lugar que tiene que asumir porque sabemos una forma de pensar las relaciones en esta facultad donde esas relaciones se piensan de manera colectiva para construir esa escena que nos identifique y marque una diferencia. Por eso esta convocatoria, no es una convocatoria de una lista, de los profesores, es una convocatoria que invitan a los compañeros que escuchen lo que hemos transitado en esos días y que nos ayude a pensar, reitero es una convocatoria para el espacio docente. Hay estudiantes, por supuesto nuestras convocatorias son públicas, no vamos a renunciar a eso. Los presidentes de centro han pedido la palabra y es una obligación escucharlos, pero digo es una reunión del espacio docente. Les voy a pedir que sean prudentes en el uso de la palabra, que respeten este espacio y que después nos permitan intercambiar entre nosotros (aplausos).

Estudiante: Queremos escuchar a los profesores porque lo que nosotros pensamos ya lo expresamos con distintos materiales [lo silban y abuchean].

Romina (presidenta del CECSO): Nosotros proponemos eso, no queremos interrumpir ningún tipo, queremos escuchar a los docentes y después intervenir [murmullo de rechazo]. Me presento: soy Romina, presidenta del CECSO, y se nombraron acá cuestiones evidentemente, los estudiantes tenemos otra visión de los hechos de la semana pasada, y de lo que se debía debatir en lo que son las elecciones de autoridades de la Facultad, y que se combinan con las elecciones de la UBA, que van de la mano de la anterior gestión de Sergio Caletti y hoy de Glenn Postolski, que representan el mismo interés y del cual nosotros somos críticos. Nosotros entendemos que era una oportunidad, cuando uno es electo, de poner las distintas problemáticas y en lugar de ser un mecanismo automático en el cual se perpetua un sector mínimo de profesores, creo que son 200, que dirige la universidad, sino poner en el centro los distintos problemas que se podrían haber debatido. Si las respuestas al edificio único,  las condiciones de cursada, las inundaciones, cortes de luz, estado de las instalaciones de Marcelo T. [hay murmullo que reprueba]. El decano electo me dio la palabra [murmullos]. En este sentido a nosotros nos parece un gran problema que se haya asumido sin dar respuesta a estas problemáticas, que se haya elegido autoridades con vallas policiales sin haber dado respuesta a estas cosas que la mayoría estudiantil planteó y dijo cómo llevarlas adelante. Se abrió un debate en todas las universidades de la UBA y acá hay una problemática muy concreta que tiene que ver con un sector de decanos que han representado históricamente a la Facultad de Ciencias Sociales, junto con otros Decanos, Aliaga, Sorín y compañía, que plantean de la boca para afuera la democratización y sin embargo se han valido de la movilización estudiantil, por ejemplo del 2006, para terminar siendo parte del gobierno universitario que nada ha hecho para democratizar los órganos de gobiernos, y que incluso la única manera en que ha tocado los estatutos fue para plantear Posgrados pagos. En ese permítannos desconfiar que van a hacer algo. Se están eligiendo para evitar la movilización estudiantil, que es la única manera, no va a pasar convocando a las camarillas radicales y macristas que hoy en conjunto con el kirchnerismo dirigen la Universidad de Buenos Aires [la abuchean]. Los estudiantes llamamos a que se abra un gran debate en la facultad para que Ciencias Sociales de el puntapié por la democratización de la UBA.

Cecilia (Consejera Directiva por la Mayoría Estudiantil): Me presento, mi nombre es Cecilia, soy Consejera Directiva por la mayoría estudiantil, quiero agregar dos cosas además de las que ya dijo la presidenta del centro de estudiantes. Quiero aclarar que la elección de autoridades rompió con toda institucionalidad, que nos han convocado a los Consejeros elegidos por miles de estudiantes, con menos de 24 hs, violando la autonomía, no votando en la Facultad, haciendo uso de policía [la abuchean y la aplauden]. Nos han negado ese derecho a participar de esa discusión y nuestro mandato, que se ha discutido en las asambleas del Centro de estudiantes, es una exigencia a que se abra en sociales un gran proceso de debate y discusión de la democratización, en una universidad donde hay 10.000 docentes ad honorem, y donde este debate esta vedado para miles de estudiantes. La forma antidemocrática en que se gobierna la facultad y la universidad esconde en realidad que quieren seguir poniendo el conocimiento al servicio de las principales políticas del gobierno nacional o de las empresas, ese debate nos es negado y nosotros queremos exigir a que se abra ese debate al conjunto de la comunidad académica.

Toma la palabra otro estudiante: Nosotros lo que propusimos la semana pasada, y es algo concreto, es que antes que se asuma, se abra en nuestra facultad un proceso de discusión sobre al democratización de la UBA, y de nuestra Facultad. El CD de la facultad podría haberse elegido de otra manera, por ejemplo venimos de un proceso  en La Rioja, se pusieron de acuerdo para elegir a las autoridades de otra manera.  La propuesta que hicimos es que haya una jornada de debates en la Facultad, lo que queremos ver cómo se avanza, y que no se ofrezca al juego de que se quiere votar tras la policía federal y de que antes que se elija [bullicio].

Patricia Funes (Vicedecana entrante): Quizás no esté tan estipulado, ni tan sobredeterminado, ésta es la primera convocatoria de muchos encuentros, hay que rearmar el lazo social, pensar consensos, convocar ideas, desde las aulas, institutos, los bares. A ver: trabajamos y formamos parte de los movimientos sociales y todo ese saber me parece que necesitamos articular para pensarnos a nosotros mismos. Esta Facultad que tiene 25 años, la más joven, que ésta es la única facultad que nació en democracia, y esto también es un sello, en este caso simbólico; tiene su sello porque tiene toda la vitalidad de haber nacido en democracia pero también le resta cierta genealogía: nuestra facultad no pasó la noche de los bastones largos, la lucha contra la dictadura, pero sí nuestros desaparecidos. A partir de ese conjunto hasta donde la soberanía de la Facultad da, justamente los invitamos a compartir esa base de consenso a partir de este momento. Comparto las palabras de Glenn. Lo que teníamos pensado para la primera reunión de profesores era discutir ese programa que armamos entre distintos espacios, de esa lista muy amplia, que armamos con ustedes. Les quiero agradecer a todos y cada uno de ustedes que nos parece fundacional. Mas venimos a escuchar, debatir y articular.

(Apertura de la lista de oradores)

Ana Arias (del espacio La Cullen y directora de Trabajo Social): Muchas gracias por la convocatoria, celebro que estemos acá reunidos. Y mi aporte va a ser en algunas discusiones que ya supimos construir como espacio académico. Nuestra facultad es la que modificó la forma de elección de sus directores, Glenn fue director electo con esta metodología de voto directo ponderado, nuestra facultad hizo posgrados gratuitos y otras cosas. El cogobierno debe ser uno de los factores que dinamice y motorice, pero debe ser parte de una discusión más amplia. Nuestro exdecano Federico Schuster es quien va a discutir la hegemonía de Barbieri, pero como colectivo tenemos que ser conscientes de nuestro nivel de potencia. Tenemos que discutir cómo democratizar la estructura de nuestras cátedras, los pibes que no llegan a nuestras aulas, tenemos que poder discutir nuestras prácticas pedagógicas. Esto también es democratizar. Nosotros no podemos llamarnos a un cuarto intermedio. No podemos pensar de manera endógena la universidad en esta etapa de país.

Alicia Entel (profesora de Comunicación): En primer lugar quería felicitar con todo cariño a las nuevas autoridades porque realmente lo que estamos olvidando es a tener memoria. Cuando se celebraron los 25 años de la Facultad de Ciencias Sociales, a los jóvenes estudiantes a los que quiero mucho, subió al escenario una persona que dijo que en 25 años no se había hecho nada, entonces me parece hay una fuerte obturación de la memoria, obturación de la que me parece que no son responsables solamente los jóvenes estudiantes que ingresan, sino también seamos los grandes los encargados de recuperar esa historia y esa memoria; los grandes, los adultos, los que somos profesores –no lo digo yo, soy una vieja-, lo digo así: para recuperar cierta buena onda, no agresiva… ¿Cómo que no se hizo nada? ¿Ustedes están en un auditorio para 600 personas porque no se hizo nada? Lo que mencionó la compañera recién, que todo el proceso que se llevó a cabo en un camino re-difícil de democratización, ¿quiere decir que no se hizo nada? ¿De dónde esa disyunción de todo o nada? ¿Y después dicen que son marxistas y son dialécticos? (aplausos prolongados)… claro que para adelante, claro que faltan muchísimas cosas y claro que también los jóvenes son los encargados de acicatearnos, de corrernos por izquierda… Yo también digo basta, muchachos, por favor coherencia, coherencia, no quiero que me corran por izquierda y después sean unos roñosos en los baños (risas y aplausos) [algo que no se escucha] Y no quiero que me corran por izquierda y después resulta que después son un desastre en el parcial. Por favor. Y también a los grandes. Mi primer autocrítica un poco oportunista, pero yo me conozco, pero además de eso, creo que los grandes no nos tenemos que sentir… porque yo siento esto… bueno, en una reunión anterior, les decía que eran unos pendeviejos, que con tal de obtener un voto estudiantil, muchas veces se hacen más piolas de lo que el cuero les da. No seamos mentirosos, usar gente. Y lo digo para todo el mundo. Me parece que lo docentes tenemos que recuperar también algo de ser profesores, investigadores, piripipipí… pero somos trabajadores de la casa. Eso me decía un chico ayer, “Ay, pero usted vino a entregar una cosa, yo soy trabajador”. Y yo le dije: -¿y qué te creés, que yo soy la princesa de Mónaco? Yo soy trabajadora, acá. Soy trabajadora, que merezco un aula como corresponde, que no me fumen encima cuando tengo un solo pulmón, que por favor tengamos un ambiente agradable para poder trabajar, porque somos trabajadores. Y eso es una cosa que por momentos se pierde. Y después, la otra, que tiene que ver con reglas. Si hay elecciones y la gente se presenta, es porque de alguna manera, está acatando esas reglas. En la mitad del camino, no se puede desacatar esas reglas (aplausos). ‘¡Acá no se hizo nada, acá nunca se hace nada, acá no se puede nada!’ ¡Cómo! ¡Por favor! Además tengo [no se entiende] pero son bastante grandes y pueden escuchar como mínima ciudadana profesora. Pero, por favor, reinstalemos un histórico de creatividad, de una cierta alegría, y de la bronca, no. Con la bronca no vamos a ningún lado. Sin el debate, profundo, argumentando, por favor, argumentando y estudiando, que finalmente nos olvidamos qué es esto. Esto no es un aguantadero, esto no es el lugar donde los partidos políticos tienen que hacer caca, esto, esto no es el lugar… Este es un lugar del debate donde [] la política y lo político, me encanta que esté, y me encanta. Pero en otro orden de cosas, porque es una institución educativa. Bueno, espero que así sea. [aplausos y vivas].

Marcelo Langieri (docente del Espacio Imaginación Sociológica de Sociología): A mi me gustaría hacer lo mas brevemente posible dos puntualizaciones. La primera, nosotros estuvimos cuando la pretendida elección de compañeros y acompañamos, creemos en la legitimidad de estos actos. Pero por otro lado, también creemos que la Universidad de Buenos Aires atraviesa una situación verdaderamente crítica, y que es indispensable desarrollar un programa de democratización, y que eso solamente será posible no si tejemos una estrategia muy puntual sobre la Asamblea, porque en esa Asamblea vamos a estar en una fuerte minoría. Las posibilidades de instalar esta temática necesitan de acciones previas, indispensablemente. Es imprescindible que la Universidad de Buenos Aires se ponga a tono con lo que sucede inclusive en prácticamente todas las universidades nacionales, que tienen claustro único docente, que plantean incorporar a los no docentes a sus órganos de dirección, que plantean las elecciones directas de las autoridades, del rector, de los decanos… Entonces, mi propuesta es que encontremos los mecanismos internos de discusión fuertes en esta facultad. Esta es, aquí hay una presencia muy importante, pero también hay ausencias muy importantes. Entonces: hay órganos representativos en la facultad: las juntas, las interjuntas, ahí hay instrumentos que permiten que haya una representación más fuerte, más representativa, valga la redundancia, para poder desarrollar esta tarea. La UBA es una institución en un proceso realmente decadente, que tiene virtudes enormes. Es una responsabilidad también nuestra pensar y hacer para revertir esta situación (aplausos).

Sandra Carli (profesora de Comunicación): En primer lugar festejar que tengamos un sistema de autonomía universitaria y cogobierno. Pero recordar algo que escuché a Carolina Scotto, donde decía que la autonomía implica una responsabilidad muy compleja y muy importante en instituciones. Gratuidad, autonomía, carácter publico, implica un nivel de complejidad de trabajo cotidiano en todo; estas décadas, todos hemos trabajado mucho, con malestar, con propuestas, con insatisfacciones con respecto a las cosas que se concretan mal, de todo eso nos tenemos que hacer cargo todos estudiantes, profesores, graduados, no docentes etc. y de los miles de problemas que tenemos que liderar desde hace muchos años en el terreno presupuestario

Planteado esto diría en relación sobre todo a la intervención estudiantil que evidentemente hay un debate necesario que no se abre hoy y que no  es nuevo sobre el tema de la representación y la cuestión del gobierno universitario. Debate  que se abrió en el año 2006 -2007, por ahí, que se inicio un proceso de debate en relación a la reforma que muchos de los actores que estamos acá participamos activamente en las comisiones de debate, que muchas de las agrupaciones estudiantiles no quisieron participar activamente lamentablemente, así que celebro que ahora haya un interés en plantear la discusión pero al mismo tiempo quiero decir, hay mucho material de ello, que ese debate quedó congelado por responsabilidad de la UBA, quedó en el limbo, porque es una parcial reforma que queda en un estado ignoto… la Universidad de Córdoba reformó la mitad de los estatutos, la de La Plata reformó completo. Pero al mismo tiempo ese congelamiento del debate se produjo también por responsabilidad de otros actores, el movimiento estudiantil congeló ese debate y lo trae ahora sobre la hora, lo cual está bien pero con una modalidad bastante complicada. Abramos el debate, se resolverá en esa Asamblea, quizás sí, quizás no, como dice Marcelo Langeri. Es complicado resolver una coyuntura sobre la hora, hay voluntad, interés de muchos actores que hay acá en dar un debate, donde hay diferencias, complejo, que no se puede hacer simplemente con consignas demasiado fijas. Es un debate muy complicado… todos los actores de los distintos  claustros están en condiciones de tomarlo, pero implica tomar la palabra publica, argumentación, fundamentación, etc., etcétera, no para ya quizás, lo veo complicado, creo que podemos hacernos cargo.

Profesor (no se escucha el nombre): Yo no creo que debamos ninguna explicación, yo creo que lo que tenemos que contener inmediatamente es la violencia física del movimiento estudiantil… Yo sinceramente creo hubo agrupaciones políticas que pretendieron hacer su campaña acá a través de formas de una violencia pocas veces observada en democracia… Por otro lado yo creo en haber hecho lo que hizo, haber asumido en el rectorado en las condiciones en las cuales eso ocurrió, lamento tener la alegría de decirlo, pero creo que recordó la institucionalidad de la casa y en ese sentido lo valoro enormemente, por el gobierno de esta gestión…

Adriana Clemente (Vicedecana saliente): El viernes… este escenario es para darle a las autoridades electas en momentos difíciles, de tener momentos de comunidad, pero insisto el martes era el día que coronaba un proceso en el que ya estaban elegido, que teníamos que cumplir con el último ritual, la última instancia que nos imponen las reglas del juego. Pero si hay algo que tiene esta facultad es una clara vocación de… es la mayor democracia que puede admitir una institución de enseñanza, que tiene características propias. Cuando nos dicen “un hombre un voto”… yo digo si me paro acá ustedes son 60, 70,  sabes que terrible seria para ustedes. La misma naturaleza de la institución explica esta forma en que manejamos esta representación, aun así en esta facultad establecimos otras reglas de juego. Porque digo, que Glenn y Patricia ya estaban elegidos. Hoy hicimos las cuentas con Glenn, y más o menos 18 mil  personas pasaron por las urnas hace poco menos de un mes y menos, es una cifra, los contamos nosotros, es un hecho democrático sustantivo el que producimos nosotros cada cuatro años. No tengo ninguna duda que lo opaca el viernes, nos pone tristes, pero hemos elegido en 5 carreras a 5 directores con voto directo, y que seguramente nos podemos plantear el voto directo del decano, y del rector, porque tenemos nuestra experiencia en habernos manejado así, y desde Arquitectura nos piden que le demos la formula porque ahora tienen tres carreras, algo que para nosotros ya está absolutamente  naturalizado.  Nosotros particularmente lo vamos llevando en tiempos importantes todo lo que hemos podido. A pesar, nos debemos las dos carreras de MT vengan para acá… Lo que quiero mencionar es la necesidad de compartir y reflexionar, pero no creo que tengamos que asumir que lo que ocurrió el viernes tenga que ver con la falta de democracia en la UBA, si lo hacemos entonces estamos convalidando lo que ocurrió el viernes. Sino que el proceso impresionante y masivo era el día martes y hubo violencia estudiantil, acá una horda atacó a una escribana y le destrozó su herramienta de trabajo… Esas cosas nos tienen que dar vergüenza, tenemos que encontrarnos con el estudiante común llano, que aquellos que los representan son los que van contra nosotros como en el zoológico […]

Federico Schuster (ex decano de la facultad, candidato a Rector): Dos cosas, respecto de la elección de autoridades, soy medio hincha con el tema de las palabras, nadie asumió, acá lo que hubo fue una elección de autoridades según lo marca el estatuto. La elección  se hace según una resolución del Consejo Superior que establece que antes del ultimo día del mes de octubre tienen que estar elegidos los decanos porque el 5 de diciembre es la Asamblea Universitaria. ¿Nos gusta? No, no nos gusta; nos perjudica, perjudica a las minorías porque las minorías necesitan tiempo para poder hablar, dialogar con consejeros directivos que acaban de asumir, entonces siempre nos hemos quejado de eso, porque cuando un Consejero le toca asumir, ya el 5 hay una Asamblea. No hay tiempo de convencerlo para que nos vote. Entonces esto está hecho para perjudicar a las  minorías, no nos gusta, nos perjudica. Ahora, ¿vamos a llegar siendo la única facultad sin elegir autoridades? Eso es ir al desastre, eso era ir a tirar la toalla en cualquier batalla antes de darla, necesitábamos poder estar en el mismo piso que todos los demás para poder discutir, eso significaba elegir autoridades. Yo lo que vi era que la situación general del conflicto nos impidiera realizar esa elección y por lo tanto una crisis institucional. Por todo esto, en lugar de favorecer cualquier alternativa de cambio, que insisto, la alternativa de cambio en la UBA somos nosotros, hoy somos las tres Facultades que están construyendo contra el mercantilismo, contra la privatización, contra el modelo anti-universitario, contra el modelo de venta de servicios, contra las patotas de Jacobiti, contra  el modelo del PRO de Gusti, contra el neoshuberofismo que representa toda esta gente, los único que estamos llevando  adelante una bandera de construcción política, no de consignas, sino de construcción política contra este modelo, somos estas tres facultades, eso es lo que hay hoy en la universidad, y es muy poco, pero si no construimos políticamente no vamos a ningún lado. Cualquier futuro que tenga la UBA de cambio se basa en la construcción política Interclaustro y esto hay que entenderlo, y se basa efectivamente en la posibilidad de ir construyendo a algunos compañeros y compañeras de otras facultades que puedan estar mas cerca nuestro y que hoy sin embargo no se sienten atraídos por nuestra voces o sencillamente tienen miedo de acercarse a una voz distinta, pero para eso hay que construir políticamente. Nosotros quedamos muy débiles, entiendo que la decisión que había que tomar la tomamos de conciencia  cuando en el año 2009 decidimos, por las razones en que se hizo la Asamblea Universitaria, no ingresar, si asumimos una posición de principio que fue con absoluto convencimiento y yo probablemente haría lo mimo hoy en día. Ahora, hagamos un balance político, salimos muy debilitados de esa situación, sí porque nos vamos saliendo de la universidad, nos van expulsando y nosotros nos vamos yendo, entonces mantenemos unos principios fantásticos pero en el vacío, en el aire, sin capacidad de construcción política, sin capacidad de dar batalla en ningún lado. Yo soy de los que creen que nos tenemos que lograr en esta Asamblea que viene de entrar, hay que entrar a esta Asamblea, y hay que hacer un discurso, el mejor discurso del que seamos capaces, un discurso que se construya colectivamente con representantes de todas las Facultades y que sea un discurso fundacional de la Universidad de Buenos Aires. ¿Qué pasa si en el medio, nos dicen no hay que votar rápido y no se deja hablar? Hay una propuesta del compañero Trinchero que es quedarse igual y hacer una Asamblea nosotros y filmarla y decir que aunque esta Asamblea no sirva para nada es el modelo de lo que queremos para la UBA, de los que se discuta allí, del debate que se pueda dar allí. No podemos ceder terreno porque somos la única resistencia que queda, hagamos un diagnostico realista. El diagnostico hoy no es pre-revolucionario, el diagnostico hoy es que se viene la topadora de Económicas que ya tiene todas las facultades adentro, salvo nosotros tres. Entonces la única forma de pensar una alternativa Interclaustro que sea capaz de debatir todos los temas. Yo llamo a los compañeros estudiantes a poder hacer este debate y a poder pensar una alternativa común, que nos permita  consensuar algunos temas, o por lo menos que nos permita hacerlo en una estrategia de trabajo común, dialogar no es aceptar lo que dice el otro. Vamos a dialogar, se supone que debemos escucharnos mutuamente y tratar de llegar a una posición de que todos  los que dialogamos podamos asumir y cumplir, eso es dialogar y debatir, y construir políticamente en forma conjunta. La única forma que tenemos de cambiar hoy el estatuto universitario es partiendo de las reglas del Estatuto vigente, que no lo escribimos nosotros sino que fue escrito en el año 1957 y se aprobó en 1958. Pero la única forma de cambiarlo es a partir de las reglas que hoy tenemos construir poder político para cambiarlo, lo otro hoy no funciona, no hay condiciones para una situación de una Reforma del 18, esto no es la Universidad Clerical del ’18, esto no es la Universidad de La Rioja, en la Universidad hubo un Rector que se perpetuó, no tiene nada que ver con la UBA donde hay recambio de autoridades. El problema de la UBA no es la reproducción de autoridades reaccionarias, es un modelo reaccionario al que debemos combatir, que incluye el problema de una representación inadecuada en relación a lo que hay hoy en la Universidad, una situación en la que los docentes auxiliares llevan una carga que no tenían en ningún modo en ‘56 y ’58. Entonces ese estatuto ya no da cuenta de esa situación,  es necesario pensar otro lugar para los docentes auxiliares, es necesario pensar la propia categoría de profesor, pensar la función pedagógica, las cátedras, etc. El malestar tiene que ver con la representación, con la democracia, tiene que ver con la universidad, está mal todo el modelo universitario, no tiene cuerpo, no tiene rumbo, no se sabe a dónde va, no se sabe por qué construimos conocimiento, y sin embargo tenemos materias con las que construir conocimiento. Antes que todo eso se derrumbe necesitamos ir para adelante coincidir con los que no vamos a coincidir en absoluto. ¿Coincidimos 100 por ciento con los de exacta o filosofía? No, pero hacia allá vamos. Nos vamos a estar presentando la semana que viene, el programa de este espacio y de mi candidatura, de la que me siento por cierto honrado, y me parece que es el fruto del trabajo que ha hecho esta Facultad desde hace años, de mucha gente que se ha posicionado, y que nos permite encabezar a este espacio. Desde aquí tenemos que llamar a la convivencia, al dialogo, pero debate en términos universitarios, construyendo entre todos un espacio Interclautros para salvar a la UBA del desastre que yo veo que se está encaminando. Saludo la iniciativa de esta reunión y mucho más que ésta va a ser la tonalidad de los cuatro años que sigue (Aplausos).

Emilio Cafassi (profesor de Sociología, del espacio La 10): En primer lugar estoy muy apenado por el viernes pasado. Ahora bien, quiero reflexionar sobre lo siguiente, ésta no es la primera vez que en nuestra facultad se ejerce la violencia, en todo caso sí posiblemente sea el primer ejemplo en un acontecimiento de la magnitud institucional que tiene la elección del decano se expresa. Nosotros estamos ya bastante acostumbrados a convivir con la violencia incluso física en nuestra facultad en muchos planos, en los menores, incluso voy a tratar de identificar algunos, incluso los mas directos. Nosotros convivimos en una situación como decía Alicia Entel, con un síntoma: la ausencia de higiene cognitiva, metodológica, de posibilidad de entablar procesos reflexivos, inclusive en la capa menor, la última que recubre. Si nosotros también nos referimos a las ultimas décadas de los 80 y 90, en general remitían a los modelos diversos tradiciones revolucionarias, que apelaban a establecer solidaridad social, de ejercer inclusive incitación hacia la acción colectiva, por alguna razón que deberían ser interrogadas a partir de este siglo la toma a pasado a ser un proceso simplemente policíaco de toma de posesión de oligarquías partidarias, de grupos militantes, que usan un proceso expulsivo de toda forma comunitaria estudiantil, producto de una realidad que defiende este autoimaginario de que esta es una facultad politizada. Yo creo que esto es absolutamente mentira, es una facultad martirizada, sometida a un proceso de maniqueísmo pleno donde la prepotencia actúa como forma permanente en términos partidarios. Frente a esto me parece que nos tenemos que recoger el guante de lo que plantea Glenn y cuidar los cuerpos, y de que nos cuidemos mutuamente porque esto va a repetirse, me parece que esta forma de expropiación de las posibilidades colectivas en nombre de minorías van a estar permanentemente presente. Ni la típica dinámica asambleísta, donde se considera la asamblea donde se podría resolver todas las ausencias informativas y termina en realidad en que un pequeño grupo de asambleaistas consecuentes a las 4 de la mañana tomen decisiones. Es absolutamente indispensable que nosotros abramos un debate no en una reunión como esta sino en reuniones apelando a la lógica de que entendemos por democracia, por segmentación en estructuras universitarias, en el estado, educativas, en las cárceles, hospitales. Incluso esto que termina con el principio un hombre un voto, hasta qué punto es aplicable ya no en la universidades sino en el gobierno de los presos en las cárceles, los enfermos en los hospitales, los estudiantes en la escuela, etc etc. que nuestro problema que en una institución fundamental de la producción de conocimiento, viniendo que quienes menos producen conocimiento no se aleja de toda racionalidad posible. El tema además es que pagamos otros costos, que son los costos de construir el imaginario de ese automiganirario construido  internamente, que la facultad es un caso y que está en manos simplemente de patotas, en estas condiciones es muy difícil dar una batalla, espero que tengas  el mayo de los éxitos Federico al interior de la asamblea. (Aplausos)

Cecilia Feijoo (espacio La Izquierda de Sociología): Buenas noches, saludos a esta reunión que es una reunión pequeña, somos muchos si este es el claustro único es evidente que faltan muchos compañeros, la directora de la carrera de Sociología decía que en Sociales, en la carrera de Sociología seremos unos 600 docentes, solamente en esa carrera. Es una primera reunión y me parece que por la gravedad de los hechos que es lo que nos está convocando y por un intento de abrir una agenda de discusión que me parece que es impostergable. Yo tenía una serie de preguntas y creo que Federico varias contestó porque el hecho de que el decano se haya elegido como se eligió obviamente, salió en los diarios, en la televisión, yo no recuerdo que un decano se haya elegido de esa manera. Y que se haya elegido de esa manera, implica que alguien decidió que se eligiese de esa manera, es decir que alguien decidió que se iba a elegir en el rectorado, que se iba a elegir con protección policial y que se iba a elegir con un solo representante del claustro estudiantil. Porque acá hay un problema, se habla de cogobierno, pero no hay cogobierno. No hay cogobierno, si nosotros, los falsos graduados, porque nosotros votamos a auxiliares, yo soy auxiliar docente, no soy del claustro de profesores, votaron junto al claustro profesoral sin el claustro estudiantil. Y para mí, Federico, fue un error esa decisión. Si ustedes se proponen como fuerza democratizadora, me parece que el hecho de cómo se eligió el nuevo decano es un error si lo que queremos es acumular fuerzas, juntar fuerzas para dar esa batalla contra un sector que como vos decís es poderoso, tiene poder. Yo disiento también en este sentido, para mi es buscando aliados en el movimiento estudiantil y generando fuerzas movilizadoras que nos permitan reformar los estatutos, porque acá se habló de las reformas que se conquistaron como la elección directa ponderada. Bueno, pero todos sabemos acá que eso fue después de un cuestionamiento que se hizo, de una movilización producto de los años de efervescencia de 2001 que se filtraron en la universidad. Pero los estatutos universitarios y el hecho que el claustro de profesores, que el claustro de profesores en esta facultad es de una sola lista, no hay mucha pluralidad, debate, discusión [interpelaciones] –es un cuestionamiento… yo digo, en los sindicatos hay lista única, ¿dónde más hay lista únicas? En la Facultad de Ciencias Sociales en el claustro de profesores. Entonces, me parece que obviamente nosotros tenemos que romper el monopolio del poder político académico, en el claustro profesoral. Obviamente que para eso tenemos que avanzar en un claustro único docente y que incluya a más o menos 3 mil docentes, no 200. Por que obviamente, es así como, dijo la docente “ya están elegidas las autoridades”, ¿cómo ya están elegidas? Y si, si el claustro docente (profesores) se pone de acuerdo, ya están elegidas las autoridades. Doscientas personas eligen las autoridades de la facultad. Está bien, en el acto eleccionario son 18 mil, pero esos 18 mil en consejo directivo no pesan, no tiene el mismo peso, los docentes auxiliaren no tenemos ese peso. Entonces, me parece que nosotros tenemos que avanzar en ese sentido y cómo se eligió el decano de esta facultad obviamente es el primer obstáculo. El primer obstáculo que tenemos es la forma en que se eligió; y el segundo obstáculo es que con esa forma, ahora lamentablemente, a veces, tal vez defender los principios no hace más largo el proceso, obviamente porque tenemos que discutir con gente que no opina como nosotros, de eso se trata la democracia, si no, no hay democracia. Si uno no discute con el que disiente, no hay democracia; si hay lista única, no hay democracia. Si hay un claustro profesoral con doscientos [Interrupción: ¿democracia es provocar actos vandálicos? Eso es democracia.] Después se habló de la violencia, bueno yo digo, esta es una reunión de profesores, los estudiantes harán su balance, me parece que hay que aceptar esa decisión, esa decisión que tomo este sector que supuestamente dice que va a democratizar la facultad de elegirse de esta manera y hay responsabilidades. Yo no opino, no hubiese compartido tomar esa decisión y esa responsabilidad si es que quiero abrir realmente ese proceso de democratización. Igual sigamos discutiendo, convoquemos a más compañeros, convoquemos a los auxiliares, convoquemos a aquellos que queremos avanzar en romper este monopolio, el monopolio del poder político académico del claustro profesoral. (Aplausos en el ala izquierda de la sala)

Carolina Mera (directora del IIGG): Buenas tarde a todos. No voy a repetir muchas cosas de los compañeros que intervinieron, simplemente quería agradecerles a Glenn y a Patricia por esta convocatoria, creo que de alguna manera refleja lo que estaba pasando a todos los integrantes del claustro único. Quiero decir: que estemos en una lista única, de ninguna manera es una lista homogénea, antidemocrática. Todo lo contrario, el claustro de profesores logró tener una lista única (…) pudimos ponernos de acuerdo e ir en una lista que dio como resultado a Glenn decano y Patricia vice decana. Creo que eso es la democracia, como ya se dijo, esta es la forma de construir política desde el dialogo, desde el consenso y creo que esta reunión de hoy es como un síntoma de esto, esto augura realmente un camino de discusión sobre la democratización de la universidad. En este sentido digo: ¡que bueno que los compañeros tomaron esta decisión el viernes!, ¡que bueno que tenemos autoridades! Que sean las caras de lo que implica una responsabilidad institucional y que puedan encarnar en un momento complicado, en un escenario en que a ninguno de los que está acá nos gusta, por supuesto que no nos gusta, peor tampoco nos gusta la violencia y tampoco nos gusta la violencia naturalizada en ninguno de sus aspectos. Entonces creo, está clarísimo el espíritu de hoy, se lo fuimos diciendo uno a uno, estamos por el dialogo y vamos, pongamos creatividad para generar estos espacios, por supuesto interclaustros, discutamos lo que tiene el proceso de democratización, pero discutamos la democratización nuestra propia de nuestra facultad. Creo que aunque estemos en una situación compleja, complicada, fea, que a algunos no nos gusta, creo que es para aplaudir, yo estoy contenta de que estemos acá, que tengamos autoridades que fueron votadas por los tres claustros en elecciones transparentes, limpias que se respetaron los estatutos actuales y que el desafío es trabajar para cambiar estos estatutos y que las próximas elecciones se hagan en condiciones distintas. Pero en este caso no tenemos más que festejar, creo que en estos 25 años de facultad, en estos 30 años de democracia estamos dando pasos importantes y que el desafío es escucharnos y construir colectivamente, yo les agradezco a nuestra autoridades el encuentro, que empieza hoy, en este espacio de dialogo que  podemos ampliarlo por supuesto con los tres claustros. Nada Más. (Aplausos)

Mario Toer (profesor de Ciencia Política): Bueno, muchas gracias. Yo quiero saludar realmente al compañero decano, a la compañera vicedecana que estuvieron al frente de la facultad y quiero desearles al compañero decano y compañera vicedecana electos, lo mejor en un tiempo, que sin duda no va a ser fácil. Creo que no vale la pena hacer pronósticos catastróficos, peor creo que hay suficientes elementos tanto en el contexto nacional, como en el contexto de la universidad de buenos aires, algunos exponentes ubican en los términos en lo términos con lo cuales (…) Universidad de buenos aires, de la ciudad de buenos aires, las elecciones dieron que hay unos dos tercios por lo menos donde hay una derecha reconocible que tiene  una base de sustentación consistente. Si bien  nuestra universidades hoy son las que tienen el mecanismo más avanzado de planeta en relación a la representación de claustros, es un dato que tiene que ver con nuestra historia, es cierto y nosotros lo hemos vivido, que (…) un instrumento para favorecer el debate y favorecer que se asume como una instancia receptiva y pasiva sino como protagonista en la producción de conocimiento y también sobre todo, en el conocimiento de lo social, de lo político y esa es nuestra responsabilidad. Entonces vamos a tener que vérnosla con un tiempo difícil y creo que la clave, como ustedes mismos lo han dicho, es buscar e inventar una forma de debate, que nos permita entre todos, empezar a deponer ciertas cosas que se ven de la forma ordinaria del desarrollo de los cursos, no se procesa todo lo bien que debería haberse procesado. Yo creo que en ese sentido tenemos que ser responsables, responsables de un cierto radicalismo que evidentemente se compone de ciertas situaciones…. Si los medios de comunicación, que por suerte y gracias a algunas cosas que en esta facultad se hicieron y pueden llegar a profundizar (aplausos) van a poder empezar a brindarnos un escenario más plural, mientras eso no sucedió porque que pasa, con ese constante golpeteo, muchísimo gente “son todos los mismos, estos…” un escepticismo militante, despolitizador que recorre un amplísimo, yo creo un porcentaje muy grande, de despolitización. Y desde otro lado, desde lugares más jóvenes y más inquietos, a un proceso de radicalización. Son formas de reacción lógicas que las tenemos que explicar. La clave es que eso procesos fracturan, sobre todo el último de una manera que es que asuman lo que es hacer política y eso es el terrible déficit que nosotros vemos y tenemos y se ha visto aquí yo creo que como dijo Alicia, el presunto marxismo de alguna gente, es lo que yo llamo un marxismo para radiólogos, puro hueso, sin ojos, sin pelo, sin piel (aplausos). Gente que es incapaz de situarse en lo concreto de las épocas, en el mejor de los casos es una especie de marxismo del siglo XIX, frente de los trabajadores, los trabajadores van a ser mayoría en cada uno de los países y por lo tanto la unidad de la clase para que (…) y no es lo que pasó en el siglo XX. Las dificultades y los aportes que hubo para ver que  no era tan sencilla la cosa, si que había que crear bloques históricos y vérselas con el enemigo desde diversa naturaleza, que había que gestar alianzas y hacer posible aislar a un enemigo, tener las fuerzas suficientes para resolver a favor una cierta situación. Bueno, todo esto es la clave de hacer política, yo creo que debemos ser suficientemente pacientes para enriquecer estás claves de lo que es la política y las claves las vamos a encontrar en la historia, particularmente en la historia del siglo XX, espero vos Patricia no ayudes. La clave de la historia del siglo XX, que ilustran muchos acontecimientos que (…) Tenemos esa responsabilidad, facilitar el debate, tratar de que el presunto marxismo para radiólogos este cada vez más arrinconado en el especie de modos infantiles, es decir, de que no sea una clave para comprender y profundizar la complejidad de los tiempos que vivimos del mundo de la Argentina de hoy. Comprometiendo a apostar a ese proceso de debate que, espero que ustedes encuentren la forma para debatir entre todos, les deseo todo lo mejor. (Aplausos)

Rolando García (docente de Sociología, de La Mella en el espacio Imaginación sociológica): Bueno yo soy docente de la carrera de sociología, agradezco la convocatoria. Dos cuestiones que quería señalar que me parecen que son significativas, que me parece no salieron mucho en sí en la intervención del Sr Decano en el principio. Una es la decisión que se tomo el día viernes que yo considero muy desafortunada, no solamente el tema de asunción en el rectorado sino la decisión de suspender las clases de manera arbitraria, de forma inconsulta y mandando un correo a los estudiantes. Yo doy clases los viernes y me enteré que no había clases en la Facultad por intermedio de los estudiantes que me mandaron mensajes avisándonos, y ahí nos enteremos que no había clases porque se había decidido por las autoridades que no había clases. Igual fui a sociales con los estudiantes y me di cuenta de que se trataba, que lo que decía el correo de que las condiciones no estaban dadas, a mi me pareció que no, había docentes dando clases, había funcionamiento administrativo de los espacios de la Facultad. Me parece que la decisión fue una decisión extrema que surge de un cuestionamiento de una mayoría del clautro estudiantil, y se responde a ese fuego con más fuego, o que se responde pasando por arriba del cuerpo docente. Lo otro tiene que ver con que me parece que caemos en el riesgo de que esta reunión sea una ceremonia de legitimación del Decano y se quede en eso, o que avance y sea el inicio de una serie de reuniones, un espacio Interclaustro donde pueda funcionar también los que somos, como decía la compañera antes, auxiliares, los que no votamos en el clautro de Profesores, pero que somos docentes de la facultad, que damos clases muchas veces de los profesores de la facultad, que corregimos parciales, que programamos materias, que programamos el dictado de clase, que estamos en las mismas condiciones laborales que los profesores, pero no con los mismos derechos. Me parece que tenemos que avanzar a un cuestionamiento profundo. Con respecto a algunos de los cuestionamientos que hacia Schuster a la situación de la UBA, da la idea de que la UBA está en decadencia y frente a muchos riesgos. Que Barbieri… es una manifestación de eso también, pero me parece que frente a esa coyuntura nosotros tenemos la responsabilidad de poder ser un ejemplo respecto a las otras universidades, ahí me gustaría, es un deseo individual, de que esto se pudiera producir, de que se buscara las formas de funcionar y llevar adelante, que no se descartara las agrupaciones estudiantiles, con la idea de que todos los estudiantes son grupos tomadores y violentos villanos que no van a permitir que haya una discusión, y que avanzáramos a hacer un cuestionamiento de la facultad en el sentido que por ejemplo el Claustro Único docente, iguales derechos para todos los que ejercemos labores docentes en la Facultad de Ciencias Sociales y que eso sea parte de los que vamos a proponer a la UBA: “Mirá mientras Económicas es gobernada por un conjunto muy reducido de personas de la UCR- Franja Morada, Sociales es una comunidad democrática que tiene sus diferencias internas pero que funciona y estableció relaciones de igualdad de derecho en la vida de la facultad”. Así va salir la perspectiva de salida de la crisis de la UBA y de la Facultad de Ciencias Sociales. Porque no es solamente  que hubo un grupo de locos que tomaron la facultad y el decano no pudo asumir como estaba estipulado que lo hiciera, es una manifestación que hay un problema político, me parece que la responsabilidad de cada uno es impulsar hacia la democratización de los espacios de ciencias sociales (aplausos en el ala izquierda de la sala)

Sergio Caletti (decano saliente): Pensaba no hablar pero el desarrollo mismo de la reunión me convoca a decir, que tiene que ver con estos episodios, los recientes, y con un poco los antecedentes. Por empezar quiero celebrar y felicitar a Glenn y Patricia por haber convocado a esta reunión. Con toda humildad los felicito y los celebros, y confieso que tengo envidia de la buena por esta reunión. Tal vez yo por las condiciones en que fui convertido  en candidato no pude y no supe hacer una cosa semejante, pero me parece que si es esta una ceremonia de legitimación, bienvenida sea. No es solamente una ceremonia, es la iniciación de una modalidad que nos habilita (aplausos) a reclamarla proponerla, a sentir que forma parte de nuestro modus operandi político en la Facultad, y que sobrentendemos que tanto Glenn como Patricia lo dan por descontado. Así fuese una ceremonia, y lo digo con conciencia de lo que significa la ceremonia de iniciación, los momentos fundantes, esto por un lado.

Breve, si alguien tiene alguna duda respecto al tema de hacer la elección del Decano y Vicedecano de la facultad en el Consejo Superior, me hago cargo de esa decisión asumo absolutamente la responsabilidad. Yo tramite el lugar, tramite las condiciones en al que se podía desarrollar y quiero decir también, así como que me hago cargo, también me hago cargo, por supuesto que en consulta y en conversación con otros, pero es mía la responsabilidad, fue mía, y fue mía porque yo comparto absolutamente, y lo saben muchos compañeros de las épocas de las toma de 2010, que comparto absolutamente cuidar los cuerpos, y empezar avanzar contra una presión física con un movimiento estudiantil con el que deberíamos inventar los modos de dialogo mas fructíferos. Siempre es un error el que nuestras ideas,  no se si nosotros personalmente, si nos ligamos una trompada mas o una trompada menos, no es ese el tema sino que el que nuestras ideas y nuestros propósitos, salen perdiendo como salieron perdiendo el martes cuando aquí, me acuerdo yo con Patricia frente a las rejas tratamos de dialogar imposiblemente con algunos compañeros estudiantes que estaban al otro lado y que nos decían “no, porque la asamblea lo decidió” y nos repetían como disco rayado las cosas que nosotros tratábamos de argumentar, de razonar. Quiero decir también que en ese momento decidimos que debíamos suspender la realización del acto precisamente por esa situación, también asumo la responsabilidad, me hago cargo. También me hago cargo de que finalmente la sesión que finalmente se hizo el viernes en el Consejo Superior haya contado con la presencia de la minaría estudiantil, quiero informar que la mayoría estudiantil, los representante por la mayoría llegaron a la puerta y se tomó nota de que dijeron que no pensaban entrar, porque dijeron que estaban en desacuerdo con la modalidad. No es que alguien les impidió entrar, no es que nos escondimos y no fueron avisados. Y quiero decir que también queda parte del famosos lapso entre la segunda convocatoria y la reunión fue de acuerdo al Estatuto del Consejo Directivo, que para las reuniones ordinarias fija 48 hs de anticipación, y para las reuniones Extraordinarias fija 24 hs, literalmente. Fíjense en el reglamento del Consejo Directivo de la Facultad. También me hago cargo. Quería simplemente asumir estas responsabilidades porque no es que hemos estado en la luna ni que lo hayan hecho otros. Quiero compartir las expresiones de Federico en relación a los que es la situación de la Facultad de Ciencias Sociales en el Superior que me toco sostener durante tres años, en conjunto con Exactas y Filosofía y Letras, desde que la Facultad de Arquitectura cambió de escenario y se retiró del grupo, votando en general en absoluta minoría. Ninguno de nosotros voto a Barbieri como vicerrector, y Barbieri lo sabe, ni otras cosas semejantes y esto es difícil estar transmitiendo diciéndole a los diarios que estamos realmente de acuerdo con la reforma del estatuto, que quisiéramos que se acelerara. Yo se lo he comentado al Rector, el Rector me ha dicho que la culpa es de la comisión de interpelación y reglamento, que nunca convocó. Le he dicho que eso es una falacia y un pretexto, pero no se pudo avanzar mucho mas de ahí. En fin, en la Facultad de Sociales, la enorme mayoría está a favor del Claustro Único, las cosas que señalaba Sandra que está en los estatutos de otras reformas ya hecha, a favor  del Claustro Único, a favor de la inclusión de los no-docentes en el sistema electoral, a favor de una ampliación de la representación estudiantil, no a favor de “un hombre un voto” que desconoce que la universidad a demás de tener pendientes cuentas democratizadoras también tiene dispositivos meritocráticos que no podemos desconocer por los cuales muchos de los que aquí estamos hemos tenido un proceso hasta llegar a ser Profesor Titulares regulares, de esos pocos elegidos que votan y que deciden los destinos. Hemos tenido que recorrer un camino de lo que se llama méritos académicos en buena medida interviene en el gobierno de la universidad de sus criterios, de los llamados a concurso, de las evaluaciones de proyectos, de resultados de investigación, de publicaciones, etc. etc. etc. por lo que carece un poco de sentido. Yo no haría las analogías del compañero Cafassi porque una vez hubo un debate cuando Romerito se le ocurrió decir algo semejante y por tanto estuvo mal Romerito. Pero me parece que decididamente la democratización pendiente de la universidad debe ser dad en el marco de un debate donde todos participen pero racionablemente donde también se incorporen los elementos meritocráticos, lo cual hay que cambiarlos, pero no puede dejar de haber un criterio de méritos, en la Universidad, ni para los estudiantes que también siguen en sus cursos y en su carrera de estudiantes, siguen parámetros de méritos. Importa en ese sentido tener en cuenta que la consigna que será cautivante es simplificadora, es en fin, la consiga de “un hombre un voto” borra absolutamente los criterios de merito y constituye a la UBA e la fantasía de una POLIS donde todos somos iguales, lo cual no es cierto. Al menos para algo no somos todos iguales, como cualquier Institución de fines específicos. De todos modos reafirmo la voluntad de Sociales de lo que queda de la gestión, y como profesor en la que sigue, con todas mis fuerzas a favor de la democratización y de las reformas del estatuto que avance en la relaciones demo en los distintos claustros y en el gobierno de la facultad.

Representante estudiantil por la Minoría en el CD: El frente estudiantil, también representamos a los estudiantes por la minoría, nos vamos  a retirar porque hemos solicitado la palabra, lamentamos que no se haya dado el espacio porque somos un conjunto que representa a los estudiantes que no quieren construir desde la violencia, esperamos que en otras próximas reuniones podamos.

Gustavo Bulla (docente de Comunicación, del espacio Nexo): Respetuosamente te lo diga con todo el acuerdo del mundo que podemos tener sobre la argentina y sus alrededores lo mejor que pueden hacer es no hablar, me parece… nosotros estamos evitando que hagan el papel ridículo que hicieron los que hablaron antes….

(Bullicio –la estudiante quiere hablar….se comienza a retirar)

Representante estudiantil por la Minoría en el CD: La verdad es que somos respetuosos de los escenarios pensamos que podíamos hablar como también lo tuvieron los compañeros del CECSO que expresan a otra fracción de los estudiantes, la realidad es que queremos que se escuche la voz de los estudiantes, es verdad que su voz se escucho en la urnas, pero hay una mayoría de consejeros, pero quizás en la forma en que los estudiantes se expresan no es a través de la violencia, de hecho en las aulas una mayoría de estudiantes está en contra de la toma, esta en contra de la violencia, y también mas allá de que saludo que haya espacio que haya reuniones Interclaustro….

(Interrupciones, bullicio)

Glenn Postolski (decano entrante): Compañeros esta reunión se merece otro cierre. Esta fue una reunión como Claustro Único, como Claustro Único hicimos la excepción al principio para que esto no se transforme en una debate Interclaustro porque en caso de construir las condiciones será el memento de llamar a este espacio Interclaustro para el año que viene… (Aplausos)

DESAFIAMOS A POSTOLSKI A DEBATIR EL PLAN DE ESTUDIOS

Pretende aprobar la reforma del plan de estudio este lunes, ninguneando los debates y amparándose en la antidemocrática mayoría absoluta que les da el sistema de cogobierno universitario

El viernes pasado para asumir como decano, el kirchnerista Glenn Postolski debió hacerlo encerrado en el rectorado y rodeado de cientos de policías. Los popes de la “democratización de la palabra” decidieron sesionar fuera de la facultad, violando las disposiciones del estatuto universitario que ellos mismos defienden, e incluso dejaron sin cursada a los estudiantes de la facultad, suspendieron las mesas de exámenes e impidieron que se realice la jura de 700 graduados de todas las carreras. Todo sea con tal de no abrir un debate de cara al conjunto de la comunidad académica, y mantener su designación “a dedo”.

Una semana después, el nuevo decano y aún director de la carrera de comunicación, anuncia que su reforma del plan de estudios será aprobada el día lunes en una reunión de Junta de Carrera que, como no podía ser de otra forma, fue convocada de un día para el otro. Con esto no sólo pretende fortalecerse de cara a la asamblea universitaria del 5 de diciembre. A su vez, intenta poner a la carrera en sintonía con el guiño que recibió el gobierno por parte de la Corte Suprema que ahora declara constitucional la ley de medios, y de la cual Postolski fue uno de sus artífices.

Postolski entiende que “es el momento de avanzar”, ignorando el pronunciamiento masivo de los estudiantes de la carrera. En las últimas elecciones de centro y obligatorias, el 80% votamos por listas opositoras a la reforma, cuyo debate fue un eje central en las urnas de comunicación. Por esto es incapaz de atravesar cualquier instancia mínimamente democrática, algo que desde la mayoría estudiantil le exigimos en más de una oportunidad. De hecho, a mitad de año usurpó la inscripción de materias e impuso un plebiscito trucho, en donde sólo se contraponía su reforma con el viejo plan de estudios, que no apoya nadie. Una manipulación absoluta de la opinión, que servía para hacer “como si” fuera un debate abierto y democrático cuando en realidad sólo se buscaba cerrarlo.

La reforma de Postolski no contempla ninguna exigencia de aumento presupuestario. A su vez, reemplaza la correlatividad de las materias del tronco común por un sistema de créditos, modificación que carece de un criterio académico o pedagógico. En el mismo sentido, recorta las orientaciones y las convierte en tres áreas, para lo cual quita contenido. A su vez, no incorpora la orientación en Periodismo, la mayor salida laboral de la carrera, empujando a los estudiantes a escuelas privadas, nichos de negocios de profesores de la carrera. Algo similar sucede con Publicidad. Esto no sólo tiene como consecuencia la devaluación del título y la fuga de estudiantes a las escuelas privadas, sino que también trae aparejado el problema de las pasantías laborales. Al no contar con verdaderas orientaciones, se cae de maduro que el trabajo que llevemos adelante los estudiantes para poder recibirnos, no va a estar orientado a nuestra formación, sino a las necesidades de las empresas que cierren acuerdos con la facultad. Un ejemplo claro de esto es el acuerdo firmado en el mes de julio con el Banco Santander y la Agencia EFE de noticias, conocida por las pésimas condiciones laborales en que mantiene a sus trabajadores.

Desde La Izquierda al Frente seguimos exigiendo la convocatoria a jornadas de debate con suspensión de clases, para que el conjunto de los docentes y estudiantes puedan participar. Es la única manera de abrir un debate realmente democrático y por eso rechazamos la actitud que hasta ahora mantuvieron los compañeros de La Mella/El Empuje, de legitimar las instancias vacías llamadas por Nexo y negociar por atrás el contenido de la reforma. La actitud de Postolski muestra que es necesario abandonar esa posición y pelear por un verdadero debate donde se exprese y decida la voluntad de la mayoría. Convocamos a una Asamblea Interclaustro abierta de Comunicación el lunes 4/11 a las 17.00hs en constitución, con el objetivo de discutir cómo enfrentar esta avanzada.

LA IZQUIERDA AL FRENTE
MAYORIA ESTUDIANTIL EN LA CARRERA DE COMUNICACIÓN