10A Paro Activo Nacional: el CECSo en el piquete obrero de Panamericana


Crónica de una jornada histórica de lucha

por Ceci

3.30,  Desde la sede de Sociales Constitución

Mucho barullo recorría los pasillos de la sede de Sociales en Constitución. Se votó en asamblea hacer una vigilia para salir todos juntos a los piquetes obreros que protagonizarían los sectores obreros combativos y antiburócraticos junto a la izquierda y los estudiantes. Como parte de la conducción del CECSo dimos una discusión para concentrar las fuerzas en los cortes de Panamericana y Puente Pueyrredón.

Todos sabíamos que la jornada que empezaba era de lucha, en todos los sentidos. Había que arrancarle el paro a las direcciones burocráticas y traidoras que querían un paro “dominguero” sin movilización ni denuncias claras no sólo al gobierno sino al conjunto de las variantes patronales;  que de ser por ellas no se darían a conocer las decenas de fábricas en las que el sindicalismo combativo, y en particular nuestros compañeros del PTS, pelearon por las asambleas, para que se vote la adhesión al paro contra el ajuste, por paritarias libres, contra los despidos y suspensiones y por una pelea de honor para toda la clase obrera y la juventud combativa, como la de exigir la absolución inmediata de los petroleros de Las Heras.

3.30 am dejamos la sede de Constitución rumbo al km35 de la Panamericana. Allí nos encontraríamos con los trabajadores de Kraft, Pepsico, Stani, Lear, Donnelley, Kromberg, Fate, Volkswagen y decenas de fábricas más, preparados para llevar adelante uno de los piquetes obreros más importantes del día, clave para parar el corazón del capitalismo industrial.

 

5 am, Llegamos a la Pana

Todavía de noche. En la pana solo brillaban las luces. Ni un colectivo, ni una combi de esas que las patronales planeaban enviar para ningunear el paro. Rápido bajamos de los micros para entrelazar la adrenalina que teníamos acumulada con la de los más de 150 obreros de Donnelley, que ya estaban cortando a la altura de la fábrica. “Que cagazo, que cagazo, obreros y estudiantes como en el cordobazo!”, con ese cantito empezamos la marcha juntos, obreros y estudiantes hacia el km35.

Ese punto es sin dudas emblemático para muchos/as que allá por 2009,  repetíamos varias veces a la semana el mismo camino desde la Kraft hasta la pana, cuando cientos de obreros y obreras le pararon la mano a la multinacional yanki. Pero ayer era distinto. Cientos de trabajadores de distintas fábricas ya estaban concentrados, con sus banderas bien en alto: sus agrupaciones, sus internas y la más grande, por la absolución de los petroleros de Las Heras.

Imagen

La caminata recién empezaba y los enviados de Berni nos esperaban ansiosos. El gobierno nacional dio órdenes de no dejarnos pasar, no convenía que se escuchara que, antagónicamente a la burocracia de Moyano y Barrionuevo, los obreros combativos estaban dispuestos a pelear una voz independiente en esa jornada de lucha. Ni los perros, ni los hidrantes, ni sus bloqueos de columnas verdes lograron frenar que esa fusión de obreros y estudiantes, que tanto molesta a la burguesía y al gobierno, avanzara. A pocos metros ya estaban con nosotros los trabajadores/as de Kraft, Pepsico, Stani, Lear.

Imagen

Ya cerquita se veía el cartel:  KM 35. “La pana es nuestra, la yuta que lo parió!” invadía el aire.

Nos reorganizamos, armamos el cordón de seguridad pero ya estábamos todos saboreando el triunfo. Los trabajadores empezaron a prender fuego los neumáticos. La pana era nuestra.

 

6 am, La pana es nuestra

Durante las primeras horas después de haber derrotado los planes de Berni, la tensión se respiraba. A los celulares llegaban mensajes de los compañeros que se encontraban en los distintos cortes del país. El país estaba paralizado.

Imagen

Quizás suene muy grande que la pana fue nuestra. Fue de ellos, en verdad, de los obreros que se ponen de pie en sus lugares de trabajo, que se enfrentan a las patronales, que se organizan contra la burocracia y por eso no confían en el paro que llaman esos burócratas aliados de los empresarios, aquellos a los que  tienen que ver y enfrentar cada día. Ellos le gritaron jaque al gobierno. Y ahí estábamos nosotros, desde los Centros de Filosofía, Psicología y Sociales con los estudiantes que se convencieron de dar en común esta batalla importante. Pero estábamos ahí porque su lucha es nuestra lucha y entonces sí, ¡la pana fue nuestra!

Imagen

11.30 am, Si tocan a uno tocan a todos. Libertad al “loco” Medina, obrero de Donnelley

Aunque derrotados, los perros de Berni no quisieron irse con las manos vacías y montaron una provocación con infiltrados de civil. Se escucharon las balas de goma y al instante supimos que habían detenido al “loco” Medina, obrero de la gráfica Donnelley. Sus compañeros no lo dudan, son más de 150 que se convierten en una marea humana azul (el color de su uniforme). “Si no liberan al loco de acá no nos vamos más!”  Y nos inunda la bronca porque si tocan a uno tocan a todos/as.

Hasta las 11.30am la Panamericana altura Henry Ford estuvo paralizada. Después de unas palabras de los distintos referentes obreros que participaron del corte, bajamos para llevar las fuerzas a la comisaría y exigir la liberación del “loco”, a quien liberarán horas más tarde para reencontrarse con sus compañeros.

 

Fin de otra jornada, la lucha continúa.

Desde la Juventud del PTS nos sentimos parte una generación que empieza a organizarse porque no está dispuesta a aceptar el destino que nos proponen el gobierno y los partidos patronales. Sin embargo, durante años quisieron convencernos de que la clase obrera había muerto y no podíamos encontrar en ella una aliada para cambiar ese destino; también intentaron convencernos de que el “capitalismo humanizado” era la mejor opción con la que debíamos conformarnos, que es utópico hablar de revoluciones… más aún de hacerlas.

Muchos de nosotros empezamos a militar en medio de este sentido común. Pero muchos otros compañeros/as son parte de las nuevas generaciones a las que lo que empieza a resultarles utópico es seguir viviendo así. Porque nos sentimos parte de los 900 mil jóvenes “ni-ni” (que no trabajan ni estudian), porque nos duele la muerte de cada joven de las barriadas populares por el gatillo fácil, porque rechazamos los trabajadores precarios a los que solo puede acceder la juventud mientras millones no podrán acceder jamás a la Universidad de Buenos Aires. Somos parte de una generación que vuelve a ver a la clase obrera organizarse y no son sólo “sujetos de explotación”, sino protagonistas activos que ayer demostraron su capacidad potencial de paralizar un país entero.

Como parte de la conducción de los Centros de Estudiantes de Sociales, Psicología y Filosofía asumimos el desafío de pelear por esta unidad entre obreros y estudiantes para los tiempos por venir. Ayer fue un granito de arena en este camino pero sabemos que aún es el comienzo y queda mucho por hacer.

Imagen

 

 

Anuncios

2 pensamientos en “10A Paro Activo Nacional: el CECSo en el piquete obrero de Panamericana

  1. BUENISIMA CRONICA COMPAÑEROS, FELICITACIONES A LOS JOVENES ESTUDIANTES QUE EN MOMENTOS PREVIOS AL “10A” DIERON UNA PELEA A LA ALTURA DE LA SITUACION EN CADA ASAMBLEA, PARA UNIR A LA JUVENTUD CON EL MOVIMIENTO OBRERO, ESA UNION QUE SI SE DESARROLLA HACE TEMBLAR A LOS DE ARRIBA.

  2. Pingback: EL PARO GENERAL DEL “10A” en Km 35 | Tinta Roja blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s