¡Y la Izquierda pasó al Frente, nomás! …unas primeras líneas de balance tras las elecciones en FSOC


            Terminó la locura electoral con una gran noticia; el triunfo de “La Izquierda al Frente”, que recuperó cuatro Centros de Estudiantes (Sociales, Filosofía, Psicología y Exactas). Además, el Frente de Izquierda también tuvo su expresión en Derecho (con una gran elección del 7,7%). En el caso de FADU y Económicas, desde la Juventud del PTS nos presentamos solos, para intentar dar la pelea desde las banderas del Frente de Izquierda, a partir de la negativa de los compañeros del Partido Obrero (que optaron por mantener los frentes con Libres del Sur en FADU, y La Mella en Económicas). Sacamos 7,78% y 1,76%, respectivamente.

En el caso de Sociales, donde ganamos el Centro con el voto de 2866 estudiantes, también hicimos una gran elección en las obligatorias; recuperamos la mayoría estudiantil en el Consejo Directivo, que estaba en manos del kirchnerismo. Defendimos la mayoría en las juntas de Carrera de Sociología y Comunicación, y la minoría  en Políticas. Y los candidatos a directores de la Izquierda de Socio (Cecilia Rossi) y Comu (Carlos Mangone), no solo ganaron en el claustro estudiantil, sino también en el absoluto de votos, pero no estarían asumiendo por el antidemocrático sistema de voto ponderado con el que las camarillas gobiernan la UBA.

El retroceso del kirchnerismo y el fenómeno del Frente de Izquierda en la juventud

            Ya lo veníamos diciendo: el pronunciado giro a derecha del kirchnerismo iba a tener su correlato en las elecciones de la UBA. Las facultades no son una burbuja. Los crímenes sociales de La Plata y Once, los Milani, los Chevron, el pasearse con Scioli dejando la agenda “progre” en el olvido, son cosas que pesan, sobre todo en la juventud. En paralelo, el fenómeno del Frente de Izquierda viene en ascenso. Los que mantuvimos en alto nuestras banderas socialistas, anticapitalistas y de independencia de clase, comenzamos a ser vistos como una referencia a nivel nacional para miles de jóvenes. Y eso tuvo su correlato en estas elecciones en la UBA.
Marea Popular (El Empuje, en Sociales) quiso tapar este fenómeno haciendo una discusión despolitizada de cara a los estudiantes. Advertían que se venía el “cuco de la Cámpora”, desconociendo el fenómeno de retroceso a nivel nacional y el ascenso del Frente de Izquierda. Para colmo, los que coquetearon en varias oportunidades con el kirchnerismo (armando, incluso, listas conjuntas, como en estas mismas elecciones en el claustro docente), ahora se acordaban de la necesidad de “enfrentarlo” por medio del “voto útil”. La falsa polarización mostraba su debilidad para discutir con la Izquierda de qué forma se enfrenta al kirchnerismo. Y mientras alertaban del “cuco”, fueron incapaces de salir de su rutina electoral para denunciar -por ejemplo- la entrega del petróleo a Chevron, con fuerte represión incluida en Neuquén. Como si el “kirchnerismo” fuese sólo un militante que reparte volantes dentro de una facultad, y no tuviese nada que ver con lo que ocurre afuera. Los compañeros de Marea Popular, que no terminaron de explicar qué significaba ser “la izquierda independiente” y armaron un frentón típico de centro-izquierda con el ex Alianza y sojero Lozano, deberán hacer un fuerte balance y autocrítica de cara a los estudiantes.

 Del fenómeno anti burocrático, a la apuesta de un CECSo democrático, participativo y junto a los trabajadores

             Desde En Clave ROJA (Juventud del PTS + Independientes) venimos dando el debate alrededor de qué tipos de Centros necesitamos y al servicio de qué los queremos poner. Las elecciones fueron un ejemplo muy gráfico para todos los estudiantes; los que ahora aparecían de a 60 o 70 para rodear una urna y mendigar un voto, se habían ausentado cuando nos organizamos desde los cursos para poner nuestros conocimientos al servicio de los afectados por el Crimen Social que inundó La Plata dejando cientos de muertos. O cuando nos organizamos para detener las reformas antidemocráticas en las carreras, o para defender al profesor Iñigo Carrera por su despido, o para hacer clases públicas en repudio a la represión en Neuquén y la entrega del petróleo.

El 31% de votos a La Izquierda al Frente no es un cheque en blanco. Reconstruir un CECSo movilizado, organizado desde las bases y que sea parte de la vida real es una tarea que queremos afrontar con todos los estudiantes. No nos interesa sustituir un aparato de centro-izquierda por uno “más rojo” pero que también se adapte al mecanismo heredado de la Franja Morada, de militantes rentados en los espacios de gestión.
Si algo nuevo empieza a surgir en el movimiento obrero, donde vimos a las Comisiones Internas clasistas y antiburocráticas marcarles la cancha a las patronales y a Moyano el pasado paro nacional del 20 de noviembre. Si algo nuevo empieza a surgir en la juventud, que se levanta y sale a las calles en Egipto, Europa, pero también acá nomás; en Chile, Brasil y Uruguay. Si soplan vientos de cambio y nos acercamos al “fin de ciclo” del gobierno kirchnerista, tenemos por delante la ambiciosa tarea de que el movimiento estudiantil vuelva a ser un actor que diga presente en las calles, junto a los trabajadores y peleando contra la universidad para pocos que quieren las camarillas. El CECSo es una importantísima trinchera sólo si la llenamos de participación y la ponemos a la altura de esas tareas. Esa es la apuesta que hacemos desde En Clave ROJA en esta nueva etapa que se abre.

sellos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s