¡Demos un paso al frente con la izquierda!


¡Está hablando de las PASO!

Imagen

Pasaron las PASO y empezaron las clases. Un sanguche electoral tiene a las elecciones universitarias (de Centro de Estudiantes y de claustros estudiantiles, docentes y graduados)  entre las elecciones nacionales de agosto y octubre. La nota de las primarias es la feroz interna dentro del PJ, donde empieza a perfilarse quién será el “sucesor de Cristina”. Con un Massa que salió victorioso en la Provincia de Buenos Aires, y un kirchnerismo que, para competirle, guardó en el cajón todo rasgo “progresista”. Al parecer, atrás quedaron los Sabbatella, y ahora es tiempo de los Scioli. La decadencia del kirchnerismo los tiene vivando la “lealtad” de menemistas mafiosos como Mario Ishi -intendente de José C. Paz-, o a Cristina quejándose porque los medios ocultan que ganaron en la Antartida (donde votan entre 15 y 20 milicos de la Base Marambio). Por su parte, la oposición burguesa, si bien tuvo algunos triunfos parciales (como la UCR en Mendoza, Binner en Sante Fé o el PRO en la CABA), sigue desmembrada, y se muestra incapaz de construir una alternativa nacional. En ese contexto, entusiasma que el Frente de Izquierda, que después del FpV es la fuerza con mayor peso a nivel nacional, haya obtenido casi un millón de votos en todo el país, superando las PASO en todos los distritos que se presentó. Un importante sector de la población que ve los límites del kirchnerismo, y no está dispuesto a apoyar a otras variantes burguesas, depositó sus expectativas en el FIT. Eso explica la gran elección en la Capital y en la Provincia de Buenos Aires, pero también en el resto del país (donde, por ejemplo, un recolector de residuos como Alejandro Vilca del PTS, le ganó al candidato de Macri en Jujuy). El mérito de la izquierda es haberse hecho una fuerza con peso nacional, con raíces profundas en los lugres de trabajo, de estudio y en la juventud, que levanta las banderas socialistas y anticapitalistas.

¿Marea PROpular?

A grandes rasgos, ese es el contexto político con el que comienzan las clases en Sociales. Y quien ya haya pisado la sede para cursar, se habrá encontrado con varias novedades. Una de ellas, es que volvieron a aparecer los militantes de la Conducción del Centro, La Juntada, por Sociales. Hacía meses que no se los veía. Ocupados primero en juntar afiliaciones para presentarse a elecciones, y luego haciendo campaña con Lozano en el frente “Camino Popular”, que los tuvo diciendo desde abstracciones despolitizadas que nada tienen que envidiarle a la politiquería vacía de contenido que pregona la burguesía (¿qué es “caminar distinto”? ¿Acaso la política para enfrentar al macrismo se reduce a un problema de calzado y plantillas?), a derechadas que -justamente- nada tienen que ver con algo que se acerque aunque sea a la palabra “izquierda” (¿”cámaras de seguridad” para combatir el delito? ¿”Más control policial en la venta de drogas”? ¿Candidatos que entraron al INDEC con la patota de Moreno que intervino el ente?).Imagen

Lo que nadie duda es que caminar distinto implicaba hacer una alianza bien oportunista con quien fue el economista de cabecera del flamante Papa, un hombre “solidario” con el campo argentino que supo nacer del riñon del ARI de Lilita “patitos en fila” Carrió.

Los que abandonaron la Facultad durante ocho meses (donde hubo desde inundaciones que dejaron más de cien muertos, y nos tuvieron organizando un Comité de Solidaridad para llevar ayuda a los afectados de La Plata, hasta intentos de reformas degradantes para nuestras carreras, pasando por la promesa de becas que nunca llegaron) ahora vuelven, y nos quieren vender la extraña “conquista” de un enrejado financiado por el rectorado en el estacionamiento recuperado de MT (hecho en vacaciones, cuando no hay estudiantes en la sede). ¿El fundamento? “Venden droga”. Parecido a lo que dice el macrismo para enrejar los parques de la Ciudad de Buenos Aires. Además, la pregunta es obligada; ¿ser la conducción te da la potestad de decidir sobre un espacio de todos, pasando por arriba a la asamblea de estudiantes? Más grave es, aún, si tenemos en cuenta que en su afán macrista de enrejar, no solo golpearon a compañeros que se encontraron de sorpresa con esta “obra” y quisieron detenerla, sino que, también, pusieron policía de civil custodiando el espacio durante varios días. ¿Se vienen próximamente las “Puertas Pentagono”, acaso?

¡Pero quédense tranquilos, estudiantes! Los que se borraron del festival por los inundados, los que dejaron correr las contrarreformas en las carreras, los que se negaron a organizar al Centro contra la represión macrista en el Borda y no movieron un dedo por el faltante de becas, ahora hacen un “gran festival” electoral en la Facultad. ¿Contrataran a Fito Paez para repuntar?

Otra vez con el cuentito del “cuco” de los K

Ya es el tercer año consecutivo y por lo tanto ya aburre. La Juntada, como una forma de polarizar y preparar una estrategia despolitizada de “voto útil”, infla a los otros grandes ausentes de todo el año en la sede, los kirchneristas (que ahora volvieron en forma de afiche feo). Lo cierto es que el kirchnerismo desde hace un tiempo prepara una avanzada para terminar de imponer sus planes también en la UBA, dejando a las carreras en mejores condiciones de enfilar para las acreditaciones a organismos de financiamiento privado, como ahora está ocurriendo en el profesorado de Socio. Desde el año pasado introdujeron la reforma de Trabajado Social de forma absolutamente antidemocratica y este año preparan lo mismo para Comunicación. Pero este intento de torcer la balanza en Sociales antes de Octubre, es un manotazo de ahogado del gobierno que viene de perder 4 millones de votos en todo el país y no puede “volver a enamorar”.  La Juntada no puede seguir jugando a que enfrenta al kirchnerismo cuando en verdad no han hecho más que dejarle correr todo a la gestión mientras ahora le ponen la frutilla al postre negociando con el rectorado.

Los que negocian con el rectorado y enrejan algo que es de todos, los que dejan pasar reformas -o directamente las apoyan, como en Sociología- que buscan degradar licenciaturas con la excusa de adaptarse a las leyes kirchneristas de educación (como la LEN, continuadora de la LES menemista), los que utilizaron el acceso a los medios masivos para decir que “no hay que estigmatizar a la Cámpora”, en vez de hacer una denuncia al kirchnerismo o al macrismo (que en ese mismo momento estaba reprimiendo en el Parque Centenario), ahora nos quieren volver a vender el verso del “Cuco K” para sostener un CECSo despolitizado, que se jacta de solo ofrecer medialunas y fotocopias en vez de alentar la participación y el debate político entre los estudiantes, un CECSo que ofrece “reformas” para no decir “enrejados financiados por el rectorado”.

“Nosotros, la Izquierda”

A principios del cuatrimestre se puso en evidencia que el Centro de Estudiantes de Sociales no es más que un sello de colores. Cuando en abril de este año se sucedían en Capital Federal y La Plata las peores inundaciones en la historia de estas ciudades, producto de la desidia de empresarios y gobiernos, nosotros no dudamos en organizar la solidaridad y reclamar justicia. Mientras el gobierno callaba cínicamente, mientras Macri paseaba en Brasil, Bruera en Turquía y una lista de decenas de funcionarios disfrutaban de los mejores hoteles de lujo en alguna isla paradisíaca, en La Plata se contaban los muertos de a cientos. Por eso y sin dudarlo, impulsamos un Comité de Solidaridad por los Inundados, votado por la Asamblea, en el que decenas de estudiantes de Sociales nos empezamos a organizar para hacer llegar la ayuda, realizando un gran festival de bandas al que vinieron más de 500 estudiantes. Así mostramos en pequeño la potencialidad que podría haber alcanzado esta solidaridad si las fuerzas que conducen y son parte del CECSo dedicaban las mismas energías que dedican para las elecciones universitarias en la tarea de organizar al movimiento estudiantil para que este sea un actor protagónico frente a crímenes sociales como el que ocurrió en La Plata.

¿Para qué queremos los Centros y Federaciones?  ¿Para poner rejas y servir cafe o para romper la burbuja en la que vive la Universidad?

Así es que llevamos un debate muy importante al Congreso de la FUBA, problematizando la inacción del Centro pero a la vez que la Federación no sea una alternativa de organización de miles de estudiantes en toda la UBA. A once años de la Federación recuperada en manos de la izquierda, ya son una costumbre los congresos vacíos de participación estudiantil, salvo por quienes militamos en las distintas corrientes. Esto muestra que, lejos de ser una herramienta potente para enfrentar a la Franja Morada, la Federación se ha vuelto solo un sello que aparece según la voluntad de cada corriente de la conducción (presidida por el PO y Marea Popular). Esa debilidad tuvo una consecuencia directa con la avanzada del kirchnerismo en la Secretaría General de la FUBA.

A tal punto está paralizada la Federación, que la única iniciativa que contó con una masiva participación fueron las Jornadas por los Derechos de las Mujeres, llevadas a propuesta de Pan y Rosas junto a los compañeros de la Juventud del PTS + independientes. Más de 1.000 mujeres estudiantes y trabajadoras que nos reunimos para intercambiar, debatir y votar un plan de lucha por el derecho al aborto y el conjunto de nuestros derechos. Ese espacio compartido meses después daría lugar a la más amplia solidaridad con las obreras de Kromberg cuando la patronal decidió avanzar con despidos en la fábrica, acompañando los cortes en la Capital en Panamericana.

Frente de Izquierda en todo el país… y en todas las Facultades

La derechización del gobierno nacional y la centroizquierda, demuestran su impotencia para enfrentar a los gobiernos nacionales, provinciales, y al macrismo en la ciudad de Buenos Aires, con sus respectivas políticas educativas. Solo la izquierda supo dar batalla, desde Jujuy hasta la Patagonia, pasando por los subterráneos de Buenos Aires (con Claudio Dellecarbonara, metrodelegado y dirigente del PTS, como el “enemigo público Nº1” declarado por el macrismo), contra estos gobiernos y sus empresarios amigos.

Imagen

La enorme simpatía que despertó la campaña del FIT en todo el país, recolectando casi un millón de votos, evidencia la necesidad de terminar con las alianzas de ocasión en función de las distintas oportunidades electorales cuando se define el manejo de la caja de los bares y fotocopiadoras de los centros de estudiantes, y comenzar a trabajar para poner en pie un nuevo movimiento estudiantil que se organice democráticamente y se proponga empalmar en sus luchas y sus reclamos con los distintos sectores de trabajadores que salen a dar la pelea. En Capital, esto significa proponerse que el movimiento estudiantil pueda enfrentar en las calles (y no solo en sus declaraciones) las políticas del macrismo y del Gobierno Nacional. Saliendo a las calles a reclamar nuestros derechos junto a los secundarios y los trabajadores. Pero para eso hay que terminar con la tradición de los centros de gestión, vaciados políticamente y cuya anquilosada agenda para “hacer de cuenta que hacemos algo” le impide ser un polo de referencia del movimiento estudiantil y los trabajadores. ¿No podrían hoy los Centros de la UBA, empezando por sociales, volver a ser ejemplos de unidad con los trabajadores y sectores populares, para discutir de qué mejor manera coordinar con los docentes que luchan, con los estatales, secundarios, con los inmigrantes de las textiles, con los obreros anti burocráticos como los de la Coca-Cola, con los trabajadores del Subte y los Aeronáuticos, o los Ferroviarios? Esta creemos que es la forma de levantar Centros de estudiantes que enfrenten a Macri y a Cristina.

Sin una política de este tipo, los centros de estudiantes están condenados a perecer entre las paredes de la facultad y ser asimilados como la pata izquierda que sostiene al antidemocrático régimen universitario. Acá de nada sirve poner una linda frase del “Che” en un afiche. Es por esto que necesitamos que en todas las facultades se levante la voz del Frente de Izquierda, contra toda ambigüedad política. Esto significa, en concreto, un llamado a las fuerzas que componen el FIT (Partido Obrero, Izquierda Socialista) a romper con sus alianzas con Libres del Sur (que le hizo campaña a la UCR de Cobos y al banquero neoliberal Prat Gay),  la CRCR y todo tipo de corrientes que reniegan de la organización independiente de los trabajadores y buscan infructuosamente una salida progresiva en sectores del empresariado nacional. Este llamado es extensivo a todas las agrupaciones y compañeros independientes que vean que esta es la perspectiva que está necesitando Sociales. Solo la independencia política de los gobiernos y las patronales puede plantear una salida de fondo a los grandes problemas nacionales. Peleamos por una juventud que se proponga poner en pie un gran movimiento de lucha, inspirados en las grandes gestas del movimiento estudiantil (como el mayo francés y el Cordobazo), o más acá en el tiempo; una juventud que se contagie de las movilizaciones que en todo el mundo marcan un camino para terminar con los padecimientos del pueblo pobre y trabajador.

images (1)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s