LAS QUE MÁS SUFREN LO VIEJO SON LAS QUE MÁS LUCHAN POR LO NUEVO


Hoy, la crónica del corte en la pana la escriben Catalina Lina y Bárbara

Panamericana y 197. El frío de la primera hora de la mañana comienza a disminuir. De un lado avanzan diversas agrupaciones, entre ellas Pan y Rosas y la Bordó Gráfica, junto a activistas independientes. Del otro, las obreras de overol lila, dispuestas a todo, envalentonadas y preparadas, y al mismo tiempo -según confesaron después ya que uno ni siquiera podría haberlo adivinado- algo nerviosas por no saber en qué terminaría todo. Pero eso de ninguna forma las tiró para atrás. Audaces, se ubicaron en primera línea y enfrentan cara a cara a las fuerzas represivas de un gobierno que no para de dar giros hacia la derecha, y que demostró, una vez más, ser títere de las grandes multinacionales.

Ambos grupos se acercan entre sí al canto de “¡sí se puede, si una mujer avanza ningún hombre retrocede!”. Como si hubiese estado perfectamente coordinado para una toma cinematográfica, el encuentro es tremendamente emocionante. Es la primera vez que muchas de nosotras presenciamos una escena como ésta y será uno de los recuerdos del día más significativos que nos impulsará a sostener hasta el final esta y tantas otras luchas que vendrán.

Aquellas obreras que avanzan con paso decidido, valientes y encendidas, son las que conocimos en las Jornadas de Lucha y Debate de Mujeres (no)organizada por la Federación Universitaria de Buenos Aires hace un mes. Su presencia en dicho evento no fue bien recibido por las corrientes dirigentes de la FUBA, que les impedían el paso mediante la realización de un cordón de seguridad cuando por primera vez, tras años de mantener en silencio su condición de explotadas y oprimidas, tras años de guardar la bronca por el maltrato y abuso en el trabajo, se animaron a hacer oír su voz frente a decenas de trabajadoras y estudiantes. Las obreras de Kromberg, que decidieron viajar de Pilar a la Capital un sábado (con lo que vale el fin de semana cuando la fábrica te exprime de sol a sol) dispuestas a juntarse con las estudiantes, mostrando que sí se puede poner en pie un gran movimiento de mujeres si se dejan de lado los cordones de seguridad y las prácticas burocráticas. “La impresión de la FUBA me hizo llegar a esto. Salir a las calles. No me sentí representada por esa federación”, comentó una de las obreras de Kromberg en un corte realizado el pasado lunes en Corrientes y Callao. Algunos pocos militantes de esas corrientes se encuentran también hoy acá. Quizás –ojalá- hayan superado aquélla contradicción.

Pero la lucha de Kromberg continúa. Son en su mayoría mujeres jóvenes que frente a la discriminación y la explotación alzan su voz para gritar BASTA. La empresa alemana Kromberg & Schubert está hace 15 años en el país y mantiene a sus trabajadoras/es en las peores condiciones laborales, los somete todos los días a un maltrato psicológico inconcebible y, como si fuera poco, ha despedido a 12 obreros y obreras hace un mes. “Hay un lema que hizo la supervisora de las encargadas que es ‘corro y me adelanto’ para apurarnos a llegar a las líneas de producción, -denuncia una trabajadora-, y uno no puede quejarse porque te persiguen y te mandan a Recursos Humanos”.

¿Cómo soportarlo todo a cambio de un sueldo miserable? ¿Cómo tolerar que los compañeros sean utilizados de forma descartable?  Pero eso va a terminarse. Las obreras bloquearon durante 14hs la entrada al Parque Industrial de Pilar que nuclea a más de 200 empresas, protagonizaron cortes y movilizaciones al Ministerio de Trabajo y están hoy con todas sus fuerzas lejos de agotarse, cortando la Panamericana.

El enemigo es grande. No sólo es la dictadura patronal, sino también el gobierno “nacional y popular” que cerró la conciliación obligatoria con todos los despedidos afuera. Y, por supuesto, están también los medios obsecuentes: “Este corte nunca tuvo sentido”, dice arbitrariamente Fabián Doman en Mañanas Tempranas de C5N. Los medios masivos no hacen más que tergiversar los hechos e intentan hasta el hartazgo poner a la mayoría de los sectores de la sociedad en contra de las luchas obreras. Sin embargo, el corte de la Panamericana se mantuvo durante dos horas el pasado miércoles, y generó que la Gendarmería Nacional del “gobierno de los derechos humanos” despliegue sus operarios de una forma exagerada, denotando una gran preocupación por mitigar la manifestación con el objetivo claro de que no se multiplique e incentive a la organización de centenares de trabajadores. El secretario de Seguridad más tarde declarará: “Es un delito. Hay que darle aviso al fiscal ante la presencia de un delito y ahí empiezan los fiscales que no quieren hacerse cargo de un desalojo más intempestivo, pero yo le dí la orden a Gendarmería para que avanzara”.

Los gendarmes-tortuga llegaron a estar a menos de un metro de los trabajadores. ¿Esto generó miedo, pánico, dudas? No. Las obreras que se encontraban en primera fila, encabezando la movilización no titubearon ni un segundo. “¡Si una mujer avanza los milicos retroceden!”, cantaban en sus narices, mofándose de sus posturas. Sí, mulos del patrón. “No vamos a parar con las medidas hasta que reincorporen a los compañeros y si nos despiden a todos bueno, cortaremos la General Paz”, dice entre risas una trabajadora, denotando valentía y reconociendo la enorme potencialidad de sus compañeros y compañeras.

Por otro lado, un trabajador de WordColor traza analogías entre el conflicto que llevó adelante y el que se encuentra apoyando ahora: “Fue muy similar al de ellos, no estábamos organizados, teníamos pésimas condiciones de trabajo, salarios muy bajos, mujeres y hombres explotados, hasta que un día decidimos organizarnos. Un grupo de compañeros nos asesoramos con trabajadores de otras empresas, al igual que nosotros estamos haciendo ahora con Kromberg. La pudrimos y salió algo bueno por suerte. Nos pudimos organizar, tener comisiones internas, delegados, subir el salario, gente que nos apoye y muchas cosas más”, y continúa: “Nos parece que hay que unificar a los trabajadores y así poder lograr todo nuestros cometidos. Que no bajen las manos, que sigan en la lucha y que vayan siempre al frente. Tanto nuestro apoyo como el de trabajadores de otras empresas está y hasta no lograr el reingreso de los compañeros, el pase a convenio y todo lo que tengan que lograr, no se va a parar”.

“¡¿Cristina dónde está?!¡¿Cristina dónde está?!”, cantan las obreras. “Que la empresa se haga responsable y que el gobierno también salga a darnos una respuesta por los 12 despedidos que tenemos afuera y por los que vienen atrás, porque a raíz de manifestarnos por esos compañeros hay una lista de 180 próximos despidos. ¿No era que era “basta de despidos”? ¿Dónde aparece el Gobierno en esto?”, denuncia una trabajadora.

Ya son casi las 10 de la mañana y el corte total de la Panamericana lleva dos horas. La Gendarmería está dispuesta a dar con todo. Las trabajadoras no tienen nada que perder. Sin embargo, se resuelve “acatar la asamblea realizada por todos los trabajadores de Kromberg” y levantar la medida. Más tarde, dirá un comunicado de la CTA: “Esta mañana hubo sectores que cortaron la Panamericana, algo que nosotros no impulsamos, porque desde la CTA apostábamos al ámbito de resolución del Ministerio de Trabajo. Pero hubo sectores radicalizados llevaron a algunos compañeros a llevar estas medidas”.
Un grupo se queda firme delante de los gendarmes y sus voces, lejos de ser sólo un eco, aclaman embravecidas: “¡Vamos a volver, vamos a volver!”

¡Viva la lucha de las obreras Kromberg!

Anuncios

2 pensamientos en “LAS QUE MÁS SUFREN LO VIEJO SON LAS QUE MÁS LUCHAN POR LO NUEVO

  1. Pingback: ¡Demos un paso al frente con la izquierda! | Los Sospechosos de Siempre

  2. Pingback: Avanza el Frente de Izquierda | Juventud del PTS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s