ANTE LA REFORMA DEL PLAN DE ESTUDIOS EN COMUNICACIÓN UBA – PARTE I


Ante la propuesta realizada por la dirección de la carrera para la reforma del plan de estudios. ¡Organicemos el debate desde los cursos¡ ¡Masifiquemos y democraticemos la discusión!

 

La dirección de la carrera de Comunicación (NEXO) comenzó días atrás a difundir una propuesta para la reforma del plan de estudios. Sólo basta recordar que el plan actual está vigente desde el año 1990 para darse cuenta que es más que necesario que discutamos acerca de la necesaria reforma de nuestro plan.

En estos más de 20 años el campo de la comunicación junto con la realidad nacional e internacional ha cambiado de forma considerable por lo que la carrera se debe un debate sobre los fundamentos de la misma y la orientación política, ideológica y académica sobre los cuales se propone avanzar. A la vez es importante que discutamos al servicio de qué intereses debe pensarse nuestra formación y qué tipo de profesionales queremos ser.

Desde la Juventud del PTS, como parte de la mayoría estudiantil de la carrera, tomamos el guante y nos metemos en esta importante discusión, pero no sin antes realizar una serie de aclaraciones que nos parece relevante destacar.

Sobre la reforma del plan

La reforma de nuestro plan de estudios es un tema muy sentido por todos los estudiantes de la carrera, por lo que nos parece que este debate debería darse de cara al conjunto de la comunidad académica, apostando a que se abra un proceso democrático que garantice la participación masiva de docentes y estudiantes. Para esto creemos necesario organizar la discusión “desde abajo”, empezando por los cursos que es donde están los miles de estudiantes y cientos de docentes interesados en dar esta discusión.

Hasta el día de hoy todo el debate se ha limitado al “Espacio Abierto para la reforma del plan de estudio” – impulsado por la dirección kirchnerista de NEXO y avalado por todas las agrupaciones K y la UES – que durante todo el año contó con una bajísima concurrencia en general, y la casi nula asistencia por parte de los estudiantes en particular. Su convocatoria en días y horarios arbitrarios no contribuyó a generar la necesaria participación estudiantil. Ahora, de un día para el otro, la dirección presentó una propuesta de reforma, de la cual los estudiantes no fuimos protagonistas.

Durante el año, tanto en el “Espacio Abierto” como en las sesiones de la Junta, hemos insistido con llevar la discusión a todos los cursos como también en organizar “Jornadas Abiertas Interclaustros” con receso de clase para garantizar la asistencia y participación masiva de todos los estudiantes y que de esta manera podamos dar nuestras opiniones, ante lo cual nos encontramos siempre con la negativa por parte de la dirección de NEXO.

¿Por qué es importante profundizar el debate sobre la democratización?

En Sociales hace sólo unas semanas se votó de forma escandalosa y antidemocrática la reforma del plan de estudios de Trabajo Social. La misma fue impulsada por la dirección kirchnerista de esa carrera (Agrupación Lucía Cullen) quienes codirigen la Facultad con Nexo (dirección de carrera de Comunicación) y avalada por el Consejo Directivo. En Trabajo Social, contra la voluntad de la mayor parte de los estudiantes, aprobaron una reforma que alinea los contenidos académicos a la política del gobierno nacional. En varias Juntas de Comunicación, como parte de la mayoría estudiantil, presentamos nuestra preocupación y repudio al accionar antidemocrático de la dirección de Trabajo Social que decidió pasando por encima de la opinión mayoritaria de los estudiantes. La dirección de nuestra carrera no sólo rechazó nuestros planteos sino que defendió en declaraciones públicas a la dirección de Trabajo Social. Este hecho nos parece un peligroso antecedente para emprender un proceso democrático en nuestra carrera sobre la reforma de nuestro plan de estudios.

¿Cuál es el problema de fondo? Resulta que a la hora de la votación, quienes tienen la decisión en sus manos son las Juntas de Carrera y el Consejo Directivo, ambos órganos abiertamente antidemocráticos que funcionan con el sistema tripartito de claustros (estudiantes, docentes y graduados) pero que no es para nada igualitario, donde el voto de un docente o graduado vale decenas de veces más que el de un estudiante, y encima en esos organismos estamos subrepresentados. Para graficar esta situación tiramos un ejemplo: la Junta actual de Comunicación se compone con 5 consejeros por cada claustro, haciendo un total de 15 consejeros. El claustro de graduados cuenta con 5 consejeros que responden a la agrupación kirchnerista NEXO, que fueron electos por tan sólo 328 votos; mientras que nosotros en las últimas elecciones obtuvimos 1941 votos por parte de los estudiantes y contamos sólo con 3 consejeros estudiantiles. ¿Es acaso democrático que 328 votos valgan a 5 consejeros para los graduados, y 1941 valgan sólo a 3 para los estudiantes? Un ejemplo vale más que mil palabras…

Desde la mayoría estudiantil y la Juventud del PTS, creemos que es fundamental que el debate sobre la reforma sea acompañado de un cuestionamiento profundo a los mecanismos “feudales” y antidemocráticos con el que funcionan las Juntas y el Consejo para que nadie decida por nosotros y avancemos en un proceso de discusión de la reforma con protagonismo estudiantil en el debate pero también en las decisiones. Por eso es necesario impulsar un proceso de democratización de la carrera, que termine con la subrepresentación estudiantil y que refleje proporcionalmente la abrumadora mayoría de los miles de estudiantes que somos. En este sentido, creemos que el proceso de reforma debe darse “al revés” de como se está llevando a cabo: tenemos que impulsar la discusión en todos los teóricos y comisiones, exponiendo todos los debates, organizándonos con delegados por cursos que funcionen como “voceros” de las distintas opiniones que surjan para garantizar que se escuche nuestra voz en el proceso de reforma, y que la Junta avale a los delegados a la hora de tomar decisiones.

¿Comunicadores para qué y al servicio de quién?

La reforma del plan de estudios no debe ser sólo una readecuación de las materias troncales y de orientación que hoy componen la carrera, si no que lo que está en juego es qué tipo de profesionales queremos ser y sobre todo al servicio de quién va a estar nuestra formación. Contra cualquier visión de formar profesionales al servicio de los grandes medios privados y/o públicos (que en la actualidad son medios gubernamentales), entendemos que nuestra pelea debe ser por una carrera que apueste a debatir el rol de la comunicación, ligado a la crítica y a la transformación de nuestra sociedad. En este sentido debemos ser los estudiantes, quienes por medio de la autoorganización con delegados por cursos, plenarios abiertos y asambleas, seamos los que decidamos sobre el rumbo de nuestra formación. Este importante debate lo profundizaremos en una próxima nota desde la mayoría estudiantil.

Juventud del PTS – Mayoría Estudiantil en la Junta de Carrera

Boletín de Ciencia de la Comunicación UBA de la Juventud del PTS

La ley de medios y el 7D: ¿Una pelea por la ampliación de la libertad de expresión?

Salió El fantasma de la libertad. Revista marxista de arte y cultura

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s